Vigo al día

Pagamos casi 12 millones a los 783 ‘asesores’ que tienen Xunta, Diputaciones y grandes concellos

‘Son los asesores, estúpido’. Esa podría ser la idea, parafraseando aquella que dedicada Bush padre (‘Es la economía, estúpido’) durante la campaña electoral que le costó la Presidencia frente a Bill Clinton. Exactamente es así, al menos a la vista de los asesores, entendiendo como tales ‘personal de confianza’ o ‘cargos de libre designación’, nombrados por las diferentes administraciones gallegas, desde los concellos, pasando por las diputaciones y la propia Xunta.

Según ha podido constatar esta redacción, en la práctica totalidad de los casos, son afiliados a los partidos o, y esto sí que ha experimentado un aumento notable desde 2007, personas cercanas a las formaciones políticas que, una vez contratados, son ‘invitados’ a hacerse militantes, con carné, de los mismos si quieren colocarse en los resquicios que dejan organismos autónomos, gabinetes, departamentos de comunicación y protocolo, empresas públicas, delegaciones estatales, autonómicas y provinciales o grupos municipales y parlamentarios.

En total, de acuerdo con los diferentes presupuestos de las distintas administraciones públicas de Galicia (aquellas en las que se refleja esta partida, excluyendo al Parlamento de Galicia y a la delegación y subdelegaciones del Gobierno), hay contratados 783 ‘asesores’ que trabajan para PP, PSOE y BNG, y que cobran anualmente 11.329.686 euros, algo menos de 2.000 millones de las desaparecidas pesetas.

La administración que tiene más ‘personal de confianza’ es la Xunta, 628 personas, a las que se destinan algo más de 7 millones de euros anuales en la partida de salarios. De ellos, alrededor de 5 millones son para las nóminas de aquellos contratados por las consellerías y otros 2 para los que están bajo las órdenes del presidente Feijóo.

Por lo que se refiere a las diputaciones, la de A Coruña, bajo el mando del popular Diego Calvo, tiene 31 personas como ‘personal de confianza’, 8 de ellas asignadas a los dos grupos, socialista y popular, y 23 dependientes del mismo presidente, que cobran, en conjunto, 896.899 € anuales.

La Diputación de Lugo, gobernada por el socialista José Ramón Gómez Besteiro, apoyado por el Bloque Nacionalista Galego, dispone de13 asesores, 8 directamente adscritos al presidente y 5 al vicepresidente, el nacionalista Antonio Veiga, en total cobran 396.624 €. La de Ourense, encabezada por Manuel Baltar, reconoce únicamente dos asesores, a los que se destinan 65.749 €; por último, la de Pontevedra, regida por el popular  Rafael Louzán, tiene 13 asesores a los que paga 532.044 € al año.

En la totalidad de los casos señalados, el personal de confianza pertenece a la formación política que lo ha designado y, en ninguno de ellos han pasado por un proceso de selección previa, dándose la circunstancia de que cuatro de ellos no pueden acreditar ni haber completado el Graduado Escolar.

Por lo que se refiere a los principales concellos, de mayor a menor tamaño, el de Vigo dispone de 6 adscritos a los grupos municipales de PP, PSOE y BNG, que cuentan con dos asesores con sueldos de 30.079 € cada uno,  más dos auxiliares administrativos. A ellos hay que añadir los tres de los que dispone Abel Caballero (PSOE). En total cobran 289.536 €. El de A Coruña, presidido por Carlos Negreira (PP), contrata a 19 personas de confianza que, de acuerdo con los presupuestos municipales, cobran 619.789 € al año. El Concello de Santiago, a cuyo frente está Ángel Currás (PP), dispone de 15 asesores que perciben, en conjunto, 544.316 €. En Ourense, el socialista Francisco Rodríguez gasta más de medio millón en sueldos de las 14 personas que forman parte del personal de libre designación, 9 de ellas pertenecientes al PSOE, 3 al BNG y 2 al PP. Su compañero de partido y alcalde de Lugo, José López Orozco, destina a este mismo menester 593.412 €, cantidad que da para contratar a 16 asesores; en Ferrol, el popular José Manuel Rey dispone de un equipo de apoyo de 5 personas a las que hay que sumar las 5 más, uno por cada grupo municipal, en total 10, a los que se destinan 212.605 €. Por último, el nacionalista Miguel Anxo Lores, regidor de Pontevedra, tiene bajo su mando 3 asesores, que cobran 114.512 €, cantidad a la que hay que sumar los 68.676 € que se reparten los cargos de confianza de cada uno de los grupos municipales, lo que supone, en total, 183.188 €.

En este estudio no figuran los cargos de libre designación que pueden nombran los responsables de organismos como Puertos de Galicia, Consorcio de la Zona Franca de Vigo, los puertos de Vigo y Vilagarcía, los de la Delegación del Gobierno en Galicia y las subdelegaciones en cada provincia, IGAPE, Turgalicia, Inega, Consello de Contas, Consello Económico e Social, Augas de Galicia o la RTVG.

Por lo que se refiere al Parlamento de Galicia, los últimos datos fehacientes datan de cuando presidía la Cámara la socialista Dolores Villarino, con el apoyo del BNG, entonces, hace tres años, la partida destinada a asesores sumaba 632.389 €, cantidad que, de acuerdo con lo manifestado por su sucesora, la popular Pilar Rojo, se habría recortado en algo más de un 27% en la presente legislatura, lo que supondría un montante de 461.643 €.

 

También te puede interesar