RGPD - Cookies
Destacados Sucesos

Detenido en Vigo por pegar a su ex pareja y patear y morder a varios policías

Hubo que reducirlo y sedarlo

Detenido en Vigo por pegar a su ex pareja y patear y morder a varios policías

Agentes de la Policía Local arrestaron este martes por la tarde a un individuo que agredió a su pareja. El suceso se produjo a las 18:46 horas en la Avenida Atlántida.

Al lugar se desplazó una unidad de Atestados cuyos integrantes encontraron a dos sujetos pegándose, y a una joven.

Uno de los participantes en la pelea «había escuchado una fuerte discusión de pareja observando como el otro comenzaba a empujar a la mujer que le acompañaba y le propinaba un bofetón«.

Por ello, se interpuso entre ambos y el otro sujeto le pegó, «repeliendo este la agresión» en el momento en el que llegaban los policías.

«Actitud extremadamente violenta»

Tratando de verificar esta información, y entrevistar a la mujer, los agentes vieron que el aludido «mostraba una actitud extremadamente violenta», comenzando a amenazar a los policías e intentando agredir a uno de ellos.

De hecho, informan desde el 092, «trató de darle un puñetazo, y una patada al agente que tenía más próximo, logrando este esquivarlos». Por ello, hizo el gesto de abalanzarse sobre él, por lo que se le redujo y esposó.

Tuvo una orden de alejamiento en vigor

La joven que le acompañaba ; I. C. R, de 22 años de edad, manifestó que este sujeto era su ex pareja y que, «hasta hace pocos días, tenía en vigor una orden de alejamiento sobre ella».

Comentó a los agentes que esa tarde habían ido juntos a la playa y que en el momento de separarse, el joven «se negó a abandonarla exigiéndole que retomasen la relación», motivo por el cual iniciaron una discusión que acabó en agresión mencionada.

Por estos hechos, el hombre fue detenido como presunto autor de un Delito de Violencia de Género.

Patadas y mordiscos a los policías

Una vez detenido, este individuo «mostraba una gran resistencia, revolviéndose y escupiendo a los policías». Dentro del vehículo patrulla comenzó a golpear violentamente la puerta, «llegando a desencajarla del marco».

Los agentes pidieron la asistencia de una ambulancia, determinando el médico tras comprobar su estado, que había que administrarle una inyección.

Para ello, hubo que inmovilizarle, tratando este sujeto que le pinchasen y «lanzando una patada que alcanzó en el rostro a uno de los agentes, y mordiendo a otro».

Fueron necesarios hasta dos pinchazos para poder sacarle del coche policial y llevarlo a la ambulancia que lo llevó a Povisa.

También te puede interesar