RGPD - Cookies
Destacados Sucesos

Cinco años de cárcel para el profesor de taekwondo que abusó de una menor en Vigo

El Tribunal Superior de Galicia ratifica los abusos cometidos en noviembre de 2018

Cinco años de cárcel para el profesor de taekwondo que abusó de una menor en Vigo

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha confirmado la sentencia que condenó a 5 años de carcel al director y profesor de un club de taekwondo acrobático de Vigo por abusar de una alumna de 15 años.

Delito continuado de abusos sexuales

Los magistrados consideran al entrenador responsable de un delito continuado de abusos sexuales sobre persona menor de 16 años.

Por ello, también confirman su inhabilitación para dedicarse a la docencia o a actividades deportivas con menores durante ocho años, así como la prohibición de comunicarse y aproximarse a la víctima durante el mismo periodo.

Abusó de la menor dos veces

Los jueces aseguran que el acusado abusó sexualmente de la víctima durante dos clases que le impartió en su domicilio los días 5 y 12 de noviembre de 2018 con la excusa de mejorar su «expresividad».

El alto tribunal gallego desestima, de esta forma, el recurso presentado por el condenado y confirma los 5 años de cárcel. Así, indica que, si bien pudiese «subyacer una razón técnica», hay que situarse, como hizo la Audiencia, «en el contexto en que acontecieron los hechos: en la casa del acusado, con las persianas bajadas, en ausencia de terceras personas y con obligación de reserva de lo que allí sucediera».

Además de ello, el TSXG recuerda que ninguna de las alumnas del acusado «admite que a ellas les hubiera pedido que se sacaran el sujetador o les hubiera formulado preguntas íntimas». Al tiempo que indica que, «si solo se hubiese tratado de ejercicios para mejorar la expresividad de la alumna en un contexto de entrenamiento para la alta competición, no habría tenido lugar excitación sexual en el monitor».

No hay explicación en el tipo de ejercicios

La Sala entiende que «tampoco existe explicación razonable al tipo de ejercicios, pues ninguna de las alumnas describe haber realizado ejercicios de la índole de los descritos por la menor«. A mismo tiempo, indica que el informe pericial del psicológico del IMELGA, así como la declaración de la psicóloga que trató a la menor, constituyen elementos de corroboración respecto de la declaración de la víctima.

Por último, en cuanto a las contradicciones en las que el condenado asegura que incurrió su alumna, el TSXG estima «indudable» que «esencialmente son iguales por relatar unos mismos hechos que no varían».

También te puede interesar