RGPD - Cookies
Sucesos

El asesinato de las ‘niñas de Alcásser’ vuelve a la actualidad tras la aparición de unos huesos

La Guardia Civil investiga  la aparición de unos huesos humanos en el lugar donde fueron asesinadas en 1992 Míriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández,  las niñas de Alcàsser.

Los huesos, que fueron encontrados hace una semana en el paraje La Romana,  están en Valencia y se llevarán al Instituto de Medicina Legal de la ciudad en Madrid.

Las únicas pruebas realizadas determinaron que los huesos son cuatro trozos de falanges, aunque no es posible saber si pertenecen a las niñas, cuyos cuerpos fueron hallados hace más de 27 años.

Miriam, Toñi y Desirée, de entre 14 y 15 años, fueron violadas y torturadas hasta la muerte por Antonio Anglés-del que nunca volvió a saberse nada desde entonces- y Miguel Ricart, condenado en 1997 a 170 años de prisión como autor de tres delitos de asesinato y cuatro continuados de violación y que está en libertad desde 2013.

Muere Juan Ignacio Blanco

La noticia de la aparición de los huesos coincide con la de la muerte de Juan Ignacio Blanco, el popular criminólogo del Caso Alcàsser. Blanco, de 63 años de edad, acompañó durante años a Fernando García, padre de Míriam, una de las niñas asesinadas.

Por sus intervenciones en un programa de televisión, concretamente en «El Juí d’Alcàsser», emitido por Canal 9, Juan Ignacio Blanco fue condenado por injurias. Además de la pena impuesta por injurias en 2009 y confirmada en 2010 por mentir sobre el trabajo desarrollado por los querellantes -cuatro guardias civiles, el fiscal jefe y los forenses-, Blanco fue condenado a un año y tres meses, aunque posteriormente el tribunal endureció su pena.

En mayo de 1998, unos meses después de la sentencia del crimen, Blanco publicó el libro ‘¿Qué pasó en Alcácer?’, en el que defiende su hipótesis de los asesinatos de acuerdo a la teoría de la conspiración expuesta en televisión.

La madre de Desirée denunció la publicación del libro por incluir imágenes de la autopsia de su hija sin su consentimiento. El libro finalmente fue secuestrado judicialmente en agosto de 1998.

También te puede interesar