RGPD - Cookies

Los asesinos de París planificaron perfectamente un ataque de media hora para matar «al mayor número de personas posible»

Foto: Twitter
Foto: Twitter

Los 7 asesinos que mataron en París a 129 personas –entre ellas el español Juan Alberto González Garrido, de 29 años-e hirieron a otras 352, de las cuales 99 están en estado muy grave o crítico, siguieron un plan perfectamente trazado.

Los distintos ataques debían desarrollarse en un tiempo de 30 minutos, en diferentes partes de la capital con el objetivo de causar el mayor número de muertes posible, según ha relatado este sábado por la tarde, durante una comparecencia pública, el fiscal François Molins, encargado de la investigación

Los terroristas integraban 3 grupos: el primero formado por tres hombres que debían inmolarse, con chalecos explosivos cargados con peróxido de nitrógeno y un botón detonador para controlar la explosión y causar así centenares de muertes, en el Estadio de Francia, donde jugaban las selecciones de Francia y Alemania, encuentro al que asistía el presidente de la República, François Hollande.

Los otros dos grupos usaron dos coches, un Volkswagen Polo y un Seat León, sus integrantes estaban armados con los mismos chalecos explosivos y fusiles de asalto Kalashnikov, con los que atacaron en cinco lugares distintos de París.

A las 9 y 20 de la noche uno de los terroristas suicidas hace explotar su chaleco y causa su muerte y la de una persona que caminaba por el lugar; 5 minutos más tarde, varios asesinos disparan a los clientes que estaban en la terraza del café Le Carrillon y del restaurante Petit Cambidge, matando a 15 personas e hiriendo de gravedad a otras 10.

A las 9 y media, en el Estadio de Francia otro terrorista detona su chaleco, solo muere él; dos minutos más tarde varios hombres disparan a las personas que están en el café Bonne Bere, matan a 5 de ellas y dejan heridas a otras 9; en otro lugar de la ciudad, a las 9 y 36 minutos, otro grupo de asesinos mata a 19 clientes del restaurante La Belle Equipe, dejan 9 personas heridas de gravedad.

Cuatro minutos después, mientras otro ‘kamikaze’ hace explotar sus explosivos en el interior del restaurante Le Comptoir Voltaire, otros tres toman la sala Bataclan, en medio de la actuación de un grupo de heavy metal: abren fuego y recargan, varias veces matando a 89 personas e hiriendo a otras 90, la mayoría de extrema gravedad.

Pasadas las 12 de la noche, fuerzas de asalto entran en el Bataclan y abaten a uno de los atacantes, otros dos mueren al hacer explotar sus chalecos.

También te puede interesar