RGPD - Cookies
Destacados Nacional

Rato defraudaba, también, a Hacienda, por asistir a cursos, congresos y conferencias

RatoEl ex vicepresidente de Aznar también defraudaba a Hacienda ingresos por su asistencia a diversos congresos y conferencias que, a través de la sociedad Arada, acababan en Vivaway, una firma constituida en Reino Unido y administrada desde el paraíso fiscal de la Isla de Guernsey.

Ésta es una de las conclusiones a la que llega la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) en su informe sobre la fortuna del Rodrigo Rato, según desvela el titular del juzgado de instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal.

A partir de ahí el dinero pasaba de Vivaway a Kradonara 2001, otra empresa propiedad de Rato con sede en España, que recibía estos ingresos y otros tantos para acabar manteniendo la mercantil alemana Bagerpleta GmbH, cuya única actividad es la explotación de un hotel en Berlín, del que el dirigente popular posee un 50 %.

Esta misma sociedad germana ha recibido también 100.000 € de Telefónica y 1 millón y medio más  cuyo origen se desconoce, directamente a través de Vivaway y Kradonara, las firmas centrales de la trama de medio centenar de sociedades que controlaba el ex presidente de Bankia. Sólo en Kradonara, como indica la Fiscalía Anticorrupción, recibió 6,5 millones procedentes del extranjero, cuya procedencia aún se desconoce.

En los años 2006, 2007, 2011 y 2014, Kradonara obtuvo directamente a través de distintas transferencias 3,4 millones, a las que hay que sumar otras por valor de 3 millones más, recibidas desde su matriz, Vivaway, de la que es beneficiario último Rato.

A su vez, Vivaway recibió 2,5 millones entre el 2013 y 2014 de la sociedad panameña Wescastle Corporation, con domicilio en Ginebra, reconocida por Rato en su declaración de bienes en el extranjero, y algo más de 850.000 € en el 2012 y 2013 de la sociedad Red Rose, cuyo domicilio al parecer está en Bahamas.

El juez Serrano-Arnal recuerda, en el auto emitido para pedir al Supremo que aclare qué tribunal debe seguir adelante con la investigación, que Kradonara ha recibido de la sociedad Albisa cerca de 800.000 €. Albisa Inversiones estaba controlada por Alberto Portuondo, en prisión provisional desde mediados de agosto y quien cobró más de 2 millones de euros en comisiones ilegales de las empresas que ganaron el concurso de publicidad de Bankia.

Los investigadores creen que parte de ese dinero fue a parar a Kradonara  desde donde se desviaron 450.000 € más a la firma alemana con la que Rato participa en el hotel de Berlín. Por la complejidad de este caso y el movimiento de dinero más allá de las fronteras españolas, la Fiscalía Anticorrupción considera que el caso debe ser asumido por la Audiencia Nacional, cuestión sobre la que tendrá que decidir ahora la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Según han indicado fuentes jurídicas, Rodrigo Rato está citado a declarar ante el juez Antonio Serrano-Arnal el próximo martes, día 6.

También te puede interesar