Vigo al día

Detenido en Vigo acusado de ciberacoso y corrupción de decenas de menores

La Guardia Civil ha detenido en Vigo a un hombre de 38 años de edad como presunto autor de, al menos, trece delitos contra la libertad sexual, corrupción de menores y ciberacoso, mediante gromming, durante el transcurso de la ‘Operación Castaja’. La misma sigue abierta y, según fuentes del instituto armado, aunque hasta ahora se han identificado a 13 víctimas de entre 11 y 17 años de edad, no se descarta que pueda haber más de un centenar

El detenido contactaba con las menores a través de una conocida red social e intercambiaba con ellas archivos pornográficos utilizando Whatsapp. Tres de las víctimas identificadas son de la provincia de Granada, una de la provincia de Jaén, una de la provincia de Cádiz y el resto han sido localizadas en Vigo.

La operación se puso en marcha tras la denuncia interpuesta, el pasado 27 de marzo, por la madre de una niña de 12 años de edad y vecina de Granada. Según declaró, revisando el teléfono móvil de su hija había descubierto que un adulto le estaba enviando pornografía a través de Whatsapp. La menor informó a los agentes que había contactado con ella, a través de una red social, haciéndose llamar “Daniela Martínez” y, poco tiempo después, por WhatsApp.

La Guardia Civil pudo constatar que aunque el titular del teléfono móvil y del servicio de internet es una mujer domiciliada en Vigo, el usuario de dicho teléfono y del perfil “Daniela Martínez” de la red social pertenecía al ahora detenido. Por tal motivo, los agentes se desplazaron hasta Vigo para localizar y proceder a la detención del presunto autor de estos hechos. Al detenido se le intervino el teléfono móvil y un reloj de pulsera que ha permitido identificar al autor de los hechos, ya que aparece en muchas de las fotografías que enviaba a sus víctimas.

Este sujeto utilizaba técnicas de grooming o acoso sexual a través de los canales que ofrecen las nuevas tecnologías. Primero localizaba y contactaba con sus víctimas haciéndose pasar por una niña llamada “Daniela Martínez” y luego las invitaba a contactar con un adulto que era él mismo,  a través de Whatsapp.

La supuesta “Daniela Martínez” se hacía amiga de sus víctimas y cuando se ganaba su confianza, las convencía para que contactaran con un adulto para que mandasen fotos suyas a cambio de dinero.

Cuando las menores contactaban con el ahora detenido, éste les prometía dinero o algún tipo de regalo  si le enviaban fotografías o vídeos íntimos o pornográficos. Para reforzar la idea él les enviaba a sus víctimas fotografías de este tipo.

Una vez que conseguía las primeras fotografías el detenido las amenazaba con hacerlas públicas en las redes sociales, o incluso con imprimirlas y colgarlas en los tablones de anuncios de sus colegios o institutos, para que continuaran enviándole más archivos de contenido pornográfico. Una de las víctimas ha confirmado a la Guardia Civil que contactó con el presunto acosador y este le pagó 180 € por unas fotografías que le había enviado por Internet.

Hasta su ingreso en prisión, esta persona trabajaba de monitor de un equipo femenino de baloncesto en un colegio de Vigo.

 

También te puede interesar