RGPD - Cookies
Destacados

Dos pacientes mueren en los pasillos de un hospital de Toledo sin poder ser atendidos en otro lugar

Según informa la Cadena Ser, la semana del 13 de diciembre dos pacientes morían en los pasillos del servicio de urgencias del Hospital de Toledo sin que los médicos pudieran atenderles en otro lugar. Los propios médicos de urgencias del centro denunciaron la saturación del servicio y solicitaron más medios a la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, que dirige José Ignacio Echániz y se dirigen al juzgado indicando que «ya no pueden atender a los pacientes por falta de espacio y de camillas», advierten de que “la situación compromete la adecuada asistencia a los pacientes» y como consecuencia del colapso se están registrando «incorrecciones e incluso imposibilidad de administrar los tratamientos prescritos».

Esa misma semana dos pacientes que estaban siendo atendidos en el servicio de urgencias por enfermedades respiratorias graves fallecen en los pasillos del servicio sin que los médicos puedan acomodarles en otro lugar.

El 20 de diciembre todos los médicos del Servicio de Urgencias remiten un escrito al colegio de médicos de Toledo denunciando «la situación caótica» del servicio con «sobresaturación de pacientes pendientes de ingreso en planta, con como media 20 pacientes al día». En el mismo escrito señalan que hay «importantísimas demoras en la valoración de pacientes graves -con síndromes coronarios, sépticos- y de múltiples faltas en la seguridad del paciente».

Los facultativos enfatizan que el hospital ha perdido 165 camas desde que Cospedal llegó a la Presidencia de la Junta y consiguen que, la semana pasada el consejero de Sanidad anuncie que facilitaría 43 camas más en este centro, un anuncio que, a día de hoy, no se ha cumplido.

 

También te puede interesar