RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Los islandeses devuelven el poder a los partidos que llevaron al país a la quiebra en 2008

Bjarni Benediktsson, líder del Partido Conservador será el próximo primer ministro

Los islandeses han decidido confiar, de nuevo, el Gobierno a los partidos que llevaron al país al borde de la bancarrota en 2008. De paso, los ciudadanos han hecho pagar a la primera ministra, Jóhanna Sigurdardottir, y a la coalición que lideraba, su pretensión de que Islandia entre en la Unión Europea.

Y es que en las elecciones legislativas de este sábado, el conservador Partido de la Independencia y el centrista Partido del Progreso han conseguido una clara mayoría en el Parlamento, al sumar el 50,3% de los votos – 27,1% los conservadores y 23,2% los centristas-, mientras que los socialdemócratas y el Movimiento Izquierda Verde, que gobernaban juntos hasta ahora, pierden 27 puntos y caen al 24,9% -13,5% los socialdemócratas y 11,4% los verdes-.

Sigurdardóttir, decepcionada, ha asegurado que el batacazo electoral es mucho mayor de lo esperado, “hemos que tenido que adoptar medidas impopulares como recortes y subidas de impuestos, pero esperaba que consiguiésemos más votos». La primera ministra, que a sus 70 años no optaba a la reelección, más que los recortes ha pagado por su pretensión de que Islandia ingrese en la UE y adopte el euro.

En cuanto la situación del país se estabilizó algo, los islandeses volvieron a su tradicional postura nacionalista y Europa volvió a ser el enemigo de siempre. El 60% de los ciudadanos son contrarios al ingreso de Islandia en el Unión y, especialmente a que se implante el Euro como moneda. Creen que  Bruselas ejercería demasiado dominio sobre su economía, empezando por la poderosa industria pesquera.

 

También te puede interesar