RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Chávez, que no jurará mañana, tiene todo el tiempo necesario para recuperarse

Así lo ha decidido la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, donde la mayoría del  Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha aprobado una proposición en la que respalda el «derecho legítimo» del presidente del país, a una «recuperación plena«, tras conocerse que no podrá asistir a la ceremonia de investidura, prevista para  este jueves, debido a su enfermedad.

«En aras de salvaguardar los intereses supremos de la patria, la Asamblea Nacional respalda el derecho legítimo del presidente-comandante a su recuperación plena», dice la declaración de la Asamblea que añade, “le concedemos todo el tiempo que necesite para atender su enfermedad y para que regrese a Venezuela cuando la causa sobrevenida que le impide acudir a la toma de posesión haya desaparecido», ha añadido el presidente de la AN, Diosdado Cabello que, de acuerdo con la constitución, debería ser quien asumiese la Jefatura del Estado de manera transitoria. A su juicio, Chávez «como cualquier ser humano, tiene el derecho universal a disponer del tiempo necesario para su proceso de recuperación plena, de acuerdo al Código de Deontología Médica».

Además, el Parlamento ha respaldado y ratificado «la expresión soberana del pueblo venezolano que el 7 de octubre de 2012 reeligió libre y democráticamente a Hugo Chávez como presidente de Venezuela» y ha invocado el artículo 231 de la Constitución, según el cual «si por cualquier motivo sobrevenido el presidente no pudiese tomar posesión ante la AN, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)».

Frente a ello, el  líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), la coalición opositora, y último candidato presidencial, ha vuelto a pedir al  Tribunal Superior de Justicia (TSJ) se pronuncie sobre el «conflicto constitucional» que ha surgido en Venezuela por la imposibilidad de que el presidente, Hugo Chávez, asista a la ceremonia de investidura, prevista para el 10 de enero.

Hernesto Capriles ha enfatizado que “si no se cumple la Constitución o si hay un conflicto constitucional es al TSJ al que le corresponde dirimirlo. El país está esperando respuestas del TSJ».

En medio de este conflicto ha intervenido la Iglesia que ha recomendado al Gobierno que cree una junta médica integrada por «reconocidos profesionales» para «despejar las incertidumbres» sobre la salud del presidente.

En un comunicado, los obispos y arzobispos han explicado que la salud de Chávez «ha generado inquietud en el conjunto de la población venezolana» por lo que «es necesario que las autoridades informen con claridad y veracidad sobre el estado y la evolución de la misma».

A ello han añadido una advertencia al Gobierno y la oposición de que «cualquier interpretación acomodaticia de la Constitución para alcanzar un objetivo político es moralmente inaceptable». «Llamamos a todos los poderes públicos y a la ciudadanía a respetar escrupulosamente la normativa constitucional, pues del respeto del Estado de Derecho depende la estabilidad y la paz del país»

 

También te puede interesar