RGPD - Cookies
Galicia

Nunca Máis espera justicia, 10 años después del Prestige

El décimo aniversario del Prestige se cumplirá en pleno juicio de la mayor catástrofe ecológica no solo de nuestra comunidad, sino de toda España. Pues aprovechando la cercanía del inicio de la vista oral, prevista el próximo 16 de octubre, responsables de la plataforma Nunca Máis ofrecieron este martes una rueda de prensa en Vigo.

Desde este colectivo, surgido tras el accidente marítimo del petrolero el 13 de noviembre de 2002, mostraron su deseo de que se haga justicia y que el macro juicio -que se celebrará en unas instalaciones preparadas para albergarlo en A Coruña- sirva para «dilucidar» todas y cada una de las responsabilidades.

Tras calificar el Pretige como «la mayor catástrofe ecológica, social y económica que ha sufrido en Galicia», el portavoz de la comisión gestora del colectivo, Xosé Sánchez, criticó nuevamente las decisiones que adoptó el Gobierno autonómico del fallecido Manuel Fraga, al igual que la «mala» gestión del Ejecutivo central presidido por José María Aznar.

Orgullosos de la movilización histórica que protagonizó el colectivo Nunca Máis, los responsables de dicha plataforma lamentaron que ambas Administraciones, tanto la gallega como la central, optaran por la decisión de alejar el buque de la costa con lo que luego pasó, que el buque se fragmentó y acabó hundiéndose derramando todo el fuel que llevaba.

Afirmaron que la Justicia debería condenar también a los gestores de aquella catástrofe.

Por cierto que coincidiendo con el inicio de la vista oral del Prestige, Nunca Máis hace un llamamiento a participar en la concentración el próximo 16 de octubre por parte de los sindicatos CIG, UGT y CCOO.

7 días para el juicio

Será dentro de una semana cuando eche a andar este importante juicio, con un coste previsto de 1,4 millones de euros durante los meses que durarán las sesiones y que asumirá totalmente la Xunta.

La Fiscalía pedirá alrededor de 2.000 millones de euros por el daño medioambiental causado por el accidente del petrolero que luego se hundió frente a las costas de Fisterra.

La fase de instrucción de este caso concluyó en noviembre del año pasado y se traduce en 190 tomos elaborados de la causa y cerca de 270.000 folios.

En la vista oral estarán personadas un total del 2.090 partes, entre ellas el Estado francés y 8 localidades galas,  y un total de 2.300 perjudicados que han decidido reclamar judicialmente.

El juicio será contra el capitán del petrolero,  Apostolos Mangouras, Nikolaos Argyropoulos e Ireneo Maloto por delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, daños y desobediencia y resistencia.

La Fiscalía  pide 7 años de prisión por un delito contra el medio ambiente y 5 años de cárcel por daños en espacio natural protegido para el capitán del barco hundido.

Fue un 13 de noviembre de 2002 cuando el Prestige, a 28 millas de Fisterra, sufrió un accidente en pleno temporal con cerca de 80.000 toneladas de fuel. Tras intentar alejar el buque de la costa, el petrolero se partió en dos y se hundió.

También te puede interesar