RGPD - Cookies
Cultura

The New York Times cuestiona la manera en la que se ha enriquecido el Rey

No parece que la visita a Nueva York le haya salido muy rentable al Jefe del Estado. Este mismo sábado, The New York Times, en el artículo ‘Un rey escarmentado que busca la redención, para España y su monarquía’, analiza las meteduras de pata de don Juan Carlos, cuestiona su tarea de ‘diplomático de los negocios’ y asegura en esta etapa de crisis económica, emplea el papel de «embajador de la nación» para conseguir suculentos contratos millonarios que supongan más dinero para las arcas del Estado y ayuden a mejorar la confianza de los inversores en España.

El diario contrasta la corona española con el resto de monarquías europeas, recalca que llegó a la Jefatura del Estado, “prácticamente sin nada y añade, “al rey se le valora mucho en los círculos empresariales por actuar como intermediario y como el embajador económico para su nación, pero la forma en que ha amasado su considerable fortuna personal permanece en secreto».

El artículo prosigue, “la riqueza de la familia real española, ha sido tasada en 1.790 millones de euros , una suma que sus defensores afirman que no es real puesto que en ella se cuenta el valor de bienes que no son de su propiedad sino que pertenecen a la nación”.

The New York Times añade que los partidarios del monarca y asesores del Palacio de la Zarzuela insisten en que el Rey no recibe comisiones sobre las ofertas que media o promociona» pero, citando a Herman Matthijs, catedrático de la Universidad de Bruselas, prosigue, “supongo que al menos el rey es millonario, pero la pregunta es: ¿es un multimillonario? ¿A cuánto asciende en realidad su fortuna?». El mismo artículo hace referencia a José García Abad, autor de dos libros sobre el Jefe del Estado, destaca la campaña financiera previa a su ascensión al trono y cómo «estaba obsesionado con hacerse con una fortuna personal». Además de ello el artículo indica que “en sus viajes, el monarca puede aceptar regalos en nombre del Gobierno español, pero no hay una lista pública de los presentes. A través de los años, ha recibido yates, una casa de la isla y los automóviles de lujo que añadir a su colección de coches».

Por supuesto, el diario estadounidense también deja lugar para los defensores del monarca, como el presidente de Telefónica, César Alierta, quien asegura que «desde el punto de vista corporativo, es el embajador ‘número 1’ de España», lo mismo que  el exministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos quien subraya  el papel crucial del Rey en casos como el del AVE a La Meca: «sin él, este contrato no se habría firmado».

 

También te puede interesar