Vigo al día

No nos dio ni tiempo a encajar la cadena de la bici

TEXTO Y FOTOS: VERÓNICA LÓPEZ/ Ya estaba todo preparado para que los vigueses salieran este martes a la calle  para disfrutar y dar ánimos a todos los protagonistas de la Vuelta Ciclista a España, que sobre las 14:00 horas  recorrieron la ciudad con  el alemán Degenkolb y el francés Bouhanni liderando la décima etapa.

Pero el gran evento defraudó a la mayoría de los presentes. Indignados, entre otras cosas, por la falta de organización y promoción, discordando plenamente con las últimas actuaciones del Gobierno local, que retiró las pancartas que anunciaban en varias farolas el recorrido de la Vuelta Ciclista por el “riesgo eléctrico”.

Manisfestaron su indignación por la negativa de la Alcaldía a involucrarse de una forma más activa y derivar ello a la Deputación Provincial, principal patrocinador de las etapas de esta competición ciclista.

De los entrevistados, solamente una pareja afirmó no ser de Vigo. En el caso de ésta, tras respaldar la opinión de la gente de a pie, relataron que ninguno de los dos habían recibido información y que habían sido partícipes de la Vuelta, “por pura y sorprendente casualidad”.

En general, fueron pocos los que estuvieron presentes por afición señalando a Contador y Valverde como  principales favoritos.  Recordaban la última Vuelta  a  España 2007 y como la ciudad lo había recibido ,como un gran evento en el que nos fueron entregados detalles para todos los aficionados y se realizaron muchas actividades deportivas”, afirmaba una fiel seguidora.

Las críticas, pues, se hicieron notar, destacándose también el despilfarro llevado a cabo en seguridad.

En cuanto al sector servicios -hostelería y comercio- los entrevistados no notaron ningún tipo de mejoría en ingresos y señalan que hubiese sido diferente si los participantes hubieran hecho noche en la ciudad.

Lo que no se puede negar, y que quedó bien claro, es que todos los asistentes disfrutaron y vivieron el gran momento, a pesar de que como ellos  mencionaron, esta fila “inquieta, discontinua y colorida de corredores fue fugaz pero apasionante”.

También te puede interesar