RGPD - Cookies
Galicia

Baltar advierte que los recortes del Estado y las competencias en servicios sociales son un «golpe» para las diputaciones

El presidente de la Diputación de Ourense, aseguró este sábado que dos decisiones, una del Gobierno central y otra de la Xunta, supondrán un golpe para las diputaciones. Manuel Baltar, ha señalado, exactamente, a las aportaciones estatales, recogidas en los Presupuestos Generales del Estado y al decreto que regula los servicios comunitarios. Con respecto a este último, el presidente ha afirmado que descarga sobre las diputaciones la implantación y gestión de los mismos, “nos adjudica  la asistencia económica, jurídica y técnica a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. De los 92 ayuntamientos que hay en Ourense, 91 tienen menos». Baltar ha recalcado que “es la primera vez que la administración autonómica descarga esta competencia en las diputaciones y supondrá un esfuerzo máximo».

Por lo que se refiere a las aportaciones al plan de obras y servicios municipales, el máximo responsable de la diputación ourensana ha recordado que, hasta ahora, garantizaban actuaciones de unos 40.000 € por concello, “y el Estado siempre aportaba más del 30%, lo que suponen 1,8 millones anuales que en estos presupuestos se quedan en cero euros”.

Aunque se ha mostrado convencido de que aún es posible rectificar durante el trámite de aprobación de las inversiones en el parlamento, ha preferido ser realista y reconocer que las diputaciones no dispondrán de ese dinero, “un golpe que se une al del plan de ajuste, al de nuevas competencias en servicios sociales, lo que abre un escenario duro para estas administración (provincial)”, ha concluido.

 

También te puede interesar