RGPD - Cookies
Destacados

El abogado de Urdangarín dice que «hay que molestar a la infanta lo menos posible»

Este letrado, de nombre Mario Pascual Vives además, ha negado rotundamente la información, conocida hoy, de que los Duques de Palma reformasen con dinero público la casa en la que viven actualmente en Washington. En relación con la posible implicación de la hija del Rey en el conocido como ‘Caso Urdangarín’, Pascual ha enfatizado que «su alteza nada tiene que ver con todo este proceso legal» y ha subrayado que “hay que intentar molestarla lo menos posible”.

Y todo ello pese a que es copropietaria de la firma Aizoon, o a que pudiese haber ignorado cómo se pagaron los 7 millones de euros que costó el palacete en el que vivía en Barcelona, o de qué manera se ganaba la vida su marido.

El abogado no negó que la infanta Cristina y su esposo  utilizasen dinero procedente de Aizoon (que según publica el diario El Mundo, habría sido desviado de fondos públicos procedentes del Govern Balear y de la Generalitat Valenciana a la empresa de los duques), «yo no veo mayor problema a eso; no entiendo que eso sea dinero público. Es dinero privado procedente de Aizoon que lo destinó a cosas que convenían a los propietarios de Aizoon», ha declarado Pascual quien ha querido dejar claro que, «una cosa es la sociedad Aizoon, una cosa es el señor Urdangarín y otra cosa es el dinero procedente de entidades privadas que en su día percibió Aizoon y que con ese dinero debió afrontar una serie de gastos».

Lo que no ha aclarado el abogado de Urdangarín es si son ciertas las informaciones de que su cliente fue multado con más de 9.500 € por las autoridades fiscales estadounidenses que detectaron varias ‘inexactitudes’ en su declaración de la renta. Según consta en la última declaración de Urdangarin, que fue presentada fuera del plazo legal al fisco de EEUU, los ingresos obtenidos en el 2010 fueron de 1,4 millones de dólares (1,1 millones de euros), no se corresponde con las rentas acumuladas por el duque de Palma. Ambas infracciones, el retraso y la diferencia entre lo declarado y las ganancias reales, fueron detectadas el pasado mes de noviembre por la agencia tributaria estadounidense y el duque tuvo que pagar la mencionada multa a la que habría que añadir los correspondientes intereses de demora.


 

También te puede interesar