RGPD - Cookies
Destacados

Las acusaciones contra Strauss-Khan podrían ser una sarta de mentiras

El caso contra Strauss-Khan se desvanece. El testimonio de la supuesta víctima de abusos sexuales está plagado de mentiras, como se ha filtrado desde la propia oficina del fiscal al New York Times. No hay duda de que hubo relaciones sexuales entre el ex director del Fondo Monetario Internacional y la empleada de hotel que interpuso la denuncia, pero sí de que estas no fuesen consentidas.

Tales son las lagunas y mentiras en el testimonio de la empleada que el propio fiscal podría retirar los cargos por delitos graves, SK podría quedar en libertad bajo palabra, recuperar su fianza y ser acusado, aunque ahora mismo es improbable, de una simple falta.

Desde su declaración inicial el 14 de mayo, la supuesta víctima ha mentido reiteradamente. Al parecer habría dudas sobre su petición de asilo y sospechas de relaciones con actividades criminales, como narcotráfico y blanqueo de dinero. De acuerdo con la información filtrada al New York Times, la mujer telefoneó a un hombre convicto un día después de su encuentro con el ex mandatario financiero. En la conversación, que fue grabada, habló de los posibles beneficios de presentar cargos en su contra. El hombre con el que se puso en contacto la empleada del hotel está en prisión por posesión de 181 kilos de marihuana, ingresó dinero, cerca de 70.000 €, en una cuenta bancaria de la mujer que, como ha sabido la acusación, gastaba cientos de dólares al mes en cuentas telefónicas con cinco compañías distintas. La mujer insiste en que solo tiene un teléfono y que no sabe nada sobre los depósitos bancarios, salvo que proceden de su pareja y los amigos de este.

Además, dijo a los investigadores que en su petición de asilo mencionaba un caso previo de violación, algo que se ha revelado como tan falso somo que había sido víctima de ablación genital.


 

También te puede interesar