RGPD - Cookies
Cultura Curiosidades

La carretera más absurda de Europa

Ha costado 300.000 euros, 10 millones de las antiguas pesetas por cada kilómetro de esta carretera. Está situada en Bélgica y a lo largo de sus 5 kilómetros tiene 250 señales de tráfico con todas las advertencias posibles para que los conductores reduzcan la velocidad, un bosque de señales de tráfico a ambos lados de la carretera que sólo ha servido para que en su estreno hubiera varios accidentes de tráfico y algunas de estas señales acabasen por el suelo.

Pero este despropósito de carretera tenía su razón de ser: era una zona con mucho tránsito de camiones y para que pudieran atravesar la carretera sin problemas, ya que antes estaba rodeada de árboles, diseñaron el actual vial, lleno de vías para intentar evitar que la gente «conduzca rápido».

También te puede interesar