RGPD - Cookies
Curiosidades Destacados

Fukushima cambia los colores

Y no es por la radioactividad. El terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo ha provocado el cierre de una multinacional alemana asentada en la zona que fabricaba un pigmento usado por la industria de la automoción para dar más brillo a los colores con los que se pintan los coches, dándoles un tono más intenso. Inventado por un japonés y comercializado bajo el nombre de Xillaric, Merck producía este pigmento en Japón en exclusiva.

Este problema, que se espera que sea puntual, implicará que muchos de los coches ya pedidos no tendrán el color exacto solicitado por el cliente, sobre todo en las tonalidades oscuras y en la gama de rojos. Para paliar el problema, Merck construirá una nueva planta en Europa, seguramente en Alemania, que estará lista a finales de año.

También te puede interesar