RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

Echar un polvo alivia el dolor, previene catarros y hasta sube la autoestima

pareja¿Te gusta el sexo?…vaya una pregunta idiota…¿y a quién no?, pues deberías saber que al practicarlo que, como todo el mundo, será todo lo que puedas, además de darte el placer estás mejorando tu vida. Varios estudios, de las Universidades de Texas, Wilkes, Pittsburg, North Carolina y de la Asociación Americana de Terapeutas y Educadores sexuales, han concluido que echar un polvo es lo único que le gusta al ser humano y que ni es cancerígeno, ni envejece ni engorda.

En concreto, follar, coger, fornicar, copular, el ñaca, ñaca, echar un kiki, mejora desde al equilibrio pisológico hasta el aspecto de la piel. Algunos de los beneficios son: el alivio del estrés, un descubrimiento realizado por científicos escoceses: tras la observación de 22 hombres y 24 mujeres constataron que aquellos que tenían más relaciones sexuales respondieron mejor en situaciones de tensión.

Además, el sexo aumenta la inmunoglobulina A, un anticuerpo que protege el cuerpo humano de los resfriados e infecciones. Además adelgaza: 30 minutos empujando llegan para quemar 80 calorías. En la misma línea un experimento realizado por científicos británicos a lo largo de 20 años, sirvió para constatar que follar dos veces por semana reduce a la mitad el riesgo de sufrir un infarto.

No en todos los casos, los que hayan pronunciado estas palabras “es la primera vez que me pasa”, no estarán de acuerdo, pero según una encuesta realizada por investigadores de la Universidad de Texas, publicada en los Archivos de Comportamiento Sexual, el aumento del autoestima es una de las razones por las que las personas tienen sexo y, al mismo tiempo, si es sexo es frecuente y placentero, la autoestima sube como lo hacen otras cosas. ¿Qué no?…verás: los hombres que mantienen más relaciones prolongan más las erecciones, tanto en el tiempo de las relaciones mismas como a lo largo de su vida. No te diré más, tú sabrás qué debes hacer ahora.

Por si ello fuese poco, la actividad sexual, aumenta la oxitocina y los niveles de endorfinas, reduciendo el dolor. por esto muchas veces los dolores de cabeza, artritis o premenstruales se reducen después del sexo, al mismo tiempo que estimula el sueño.

También te puede interesar