Destacados Vigo al día

Corina arremete contra el caballero de “la mentira constante”

Corina Porro/Tresyuno ComunicaciónHabía permanecido en un segundo plano hasta ahora, pero hoy ha decidido dar su opinión. La presidenta del PP de Vigo aseguró hoy en rueda de prensa que durante los meses que ha durado el proceso de fusión de las cajas, había evitado hacer declaraciones para dejar trabajar con tranquilidad y sin presión a los responsables de la Xunta y a las propias entidadesen la búsqueda de una solución a un proceso que era de vital importancia para la ciudad y para Galicia”.

Corina Porro, felicitó a la Xunta “a Caixanova y a Caixa Galicia” por un acuerdo que “garantiza la solvencia de la nueva caja, su autonomía financiera y una fusión paritaria y unánime, aspectos todos ellos que siempre ha defendido el Partido Popular” e incluso dio la bienvenida al Partido Socialista, “que en el último momento se hhha subido al carro de la fusión”. “Por que eso es de lo que se trata, de una fusión”, recalcó Porro quien señaló que no hay una absorción, “como pronosticó el alcalde de Vigo, que no podría ganarse la vida como adivino, porque no ha acertado ni una sola vez en este proceso”.

La líder popular aseguró que Abel Caballero se había limitado durante los últimos meses a “engañar y mentir” a los vecinos, a “jugar con sus sentimientos” a “decir una cosa y la contraria” en medio de una muestra de su preocupante “esquizofrenia política. Porro aseguró que había acertado cuando en 2007, antes de las Elecciones Municipales aseguró que Caballero era “un peligro público para la ciudad”, le acusó de haber retrasado una fusión de la cual “como dijo ayer el presidente de Caixanova y yo suscribo, ha nacido una estrella” y de recurrir a la “calumnia constante” para defender sus propios intereses y “poner en riesgo los de Vigo”.

Para demostrar sus afirmaciones, mostró a los medios de comunicación declaraciones en las que el alcalde aseguraba que no se presentaría a las próximas elecciones si había fusión, donde pedía una SIP entra la caja viguesa y otras entidades de fuera de Galicia, en las que se manifestaba en contra de la fusión, aseguraba que no era posible legalmente que la nueva entidad tuviese dos sedes, en las que anunciaba la absorción de Caixa Galicia por parte de Caixanova, pronosticaba un consejo de dirección en la que la caja viguesa tendría un 70% de representación y, finalmente, en las que se atribuía el mérito de la fusión.

 

También te puede interesar