Destacados Vigo al día

Vigo perderá 235 millones si la depuradora, que carece de terrenos, no se construye este año

 

 

 

 

 

El alcalde Caballero, el presidente Touriño y la ministra Espinosa, en Vigo durante la presentación de la EDAR a finales de 2008
El alcalde Caballero, el presidente Touriño y la ministra Espinosa, en Vigo durante la presentación de la EDAR a finales de 2008

El problema de la depuradora no se solucionará este año. La prueba está en que los presupuestos municipales no contemplan partida alguna para pagar las expropiaciones de los terrenos donde se ubicará la Estación Depuradora de Augas Residuais (EDAR) del Lagares pero, sobre todo en los constantes cambios de parecer del alcalde. Así lo aseguró hoy el portavoz municipal del PP y así se deduce de la hemeroteca. Ayer, “Abel Caballero insinuó que tendría que ser la Xunta quien pusiese los terrenos, pero antes dijo todo lo contrario”.

La presentación a la prensa (Vigo-noviembre de 2008)

 No expuso ese planteamiento cuando presentó el proyecto acompañado por el entonces presidente Touriño y la ministra de Medio Ambiente, el 17 de noviembre de 2008. Entonces Elena Espinosa afirmó “la nueva depuradora contará con una inversión de 235 millones de euros, de la que el Ministerio asumirá 112 millones y el resto lo financiarán la Xunta, 73 millones, y el Ayuntamiento de Vigo, 18 millones de euros“. En estos 18 millones se incluían 12,8 millones que costarían los terrenos y 5,2 de la acometida eléctrica. Este plan fue asumido por la jefa de la Xerencia de Urbanismo, Julia Chamosa, y el delegado de este departamento, José Mariño en sendas reuniones con la Xunta los días 7 de mayo y 15 de julio de ese año.

El gobierno Feijóo aprueba 127 millones para la EDAR de Vigo (26 de noviembre de 2009)

 

El Consello de la Xunta aprueba el 26 de noviembre de 2009 una dotación de 127 millones para acometer la obra. Dicha aportación supera el total de lo que el gobierno gallego se ha gastado en todas las demás plantas de residuos de Galicia juntas (16,8 en A Coruña, 35,2 millones en la de Santiago, 39,5 en la de Ourense, 12,8 millones en la de Pontevedra, 7,9 en la de Lugo y 5 millones en la de Ferrol, en total 117.200.000 €).

El Concello no pagará la acometida eléctrica (enero de 2010)

Tras el cambio de gobierno autonómico, el alcalde declaró que el Concello pondría los terrenos pero no asumiría los 5,2 millones de la acometida eléctrica. Argumentaba para ello que ninguna de las ciudades que tenían esta instalación había asumido este coste, algo que es cierto, pues ni la de A Coruña, ni las de Lugo, Ferrol, Ourense, Santiago y Pontevedra pagan esta instalación.

El alcalde dice que si le dan el dinero construirá la depuradora (febrero 2010)

Las conversaciones se bloquean entre acusaciones y declaraciones del propio alcalde, que en enero de este año exige a la Xunta no sólo los 127 millones aprobados, sino los 5,2 de la acometida eléctrica, en total 132,2 millones o, en su defecto, hacerse cargo de la obra si el gobierno Feijóo le da esta cantidad más 4 millones para la financiación de la misma, que se asumirá en 10 años.
Acuerdo sobre la acometida eléctrica (18 de febrero de 2010)

 La situación se desbloquea el 18 de febrero por la noche cuando la Ministra Espinosa propone que esos 5,2 millones de la acometida eléctrica se sufraguen con las bajas que haya en alguna parte de la obra. El día 19 en rueda de prensa Abel Caballero declara “La propuesta de la ministra Espinosa para desbloquear la construcción de la depuradora está aceptada ya” y se muestra convencido, e incluso reta a algún periodista, a que estas serán “como mínimo de un 10%”. La misma propuesta es aceptada por la Xunta y fuentes de ambas administraciones se coinciden en filtrar que el acuerdo se firmará a principios del mes de marzo, fecha que no es negada ni por el alcalde ni por el conselleiro.

Se acabó lo que se daba (16 de marzo de 2010)

 

El 16 de marzo, el acuerdo vuelve a deshacerse. La Consellería de Medio Ambiente en una reunión en Madrid indica que el IVA no correrá de su cuenta. El escollo, que no había surgido ni durante las negociaciones con el gobierno de Touriño en mayo, junio y octubre de 2008, ni se había planteado en la presentación de la nueva EDAR el 17 de noviembre de ese mismo año, ni había sido expuesto por la ministra, el alcalde o el nuevo conselleiro, Agustín Hernández, en 2009 y los primeros meses de 2010, salta ese día. El problema no es menor, el IVA de dicha obra es de 37 millones, cantidad que ni el Gobierno, que pondrá 112 millones, la Xunta, que aporta 127 y el Concello, que ha pasado de aceptar el acuerdo con el gobierno Touriño de 18 millones, que se han quedado en 12 de los terrenos, están dispuestos a pagar. Eso sí, los terrenos siguen sin delimitarse, no se inicia expediente de expropiación alguno, ambos cometidos del Concello, no se conoce el proyecto, la extensión que debe ocupar la nueva EDAR y, menos, se plantea que parte de esa cantidad pueda salir de las bajas que, de cumplirse las predicciones menos optimistas del alcalde, en una obra de 235 millones, serían de unos 23 millones y medio.

Caballero insinúa que Vigo no debe pagar ni el solar (12 de abril de 2010)

 

El problema se agrava cuando Abel Caballero insinúa que el Concello tampoco debería pagar el solar. La diferencia en este caso serían no ya los 37 millones del IVA, sino estos, más los 12 millones de las tierras: casi 50 millones en total, a los que habría que sumar los 20 de multa que pondrá la Unión Europea al gobierno de España por cada año que se retrase su construcción.

Y ahora, ¿qué?

 

Las preguntas ahora son ¿qué pasará con los 112 millones que están el los Presupuestos Generales del Estado y los 127 de los orzamentos de la Xunta para 2010 si la obra no se licita?; ¿quién pagará los 20 millones de multa? ;¿por qué el Concello no ha destinado ni un euro en sus cuentas de 2010 para este proyecto?; ¿quién es el perjudicado? Las dos primeras tienen fácil respuesta: si no se ejecuta la obra Vigo perderá este año 234 millones; la multa tendría que ser asumida por el gobierno central que, en su caso, debería articular un sistema si quiere repercutir la misma a la Comunidad Autónoma Gallega; y la tercera tiene una respuesta clara: si este año no hay dinero para comprar los terrenos es que este año no van a comprarse, pero la última es la más fácil de contestar: los perjudicados, como no, seremos los vigueses.

 

 

También te puede interesar