Galicia Vigo al día

Las mujeres suben la media de parados en Galicia

Si estamos saliendo de la recesión económica, en las listas de parados de los gallegos no se nota. El desempleo vuelve a subir en Galicia y cierra 2009 con 168.400 personas sin trabajo, 39.400 más que en 2008. Una subida del 9,7 al 12,8 por ciento de la tasa de desempleo que, al contrario de lo que ocurre a nivel nacional, se nota sobre todo entre el sector femenino: según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) 84.300 mujeres están paradas, un 14,07 por ciento, mientras que el porcentaje entre los varones es del 11,8 por ciento (84.100 parados).

A pesar de que esta cifra de desempleados sólo se superó en 2003, cuando la tasa de paro se situó en el 14,5 por ciento, Galicia fue la quinta comunidad autónoma en la que menos subió el desempleo tras Extremadura (con una subuda del 18,5%), Andalucía (20,6%), Castilla y León (25,11%) y Navarra (28,36%). Pero es el segundo año consecutivo que Galicia sufre la destrucción de empleo, pasando de los 1.000 en 2008 a los 56.200 en 2009 y dejando el número de gallegos ocupados en los 1,1 millones.

Datos estatales

Aún así las cifras gallegas están muy por debajo de toda España, donde el paro ha subido casi un 35 por ciento en el último año, dejando una tasa de desempleo del 18,83 por ciento y a 4,3 millones de españoles haciendo cola en las oficinas del Inem. Es la tasa de paro más alta desde 2001, año en el que se comenzó la comparativa.

Y a nivel estatal se destruyen dos empleos ocupados por hombres por cada uno ocupado por una mujer: mientras entre ellas el paro creció 415.000 personas, un 27,3%, entre ellos lo hizo en 703.700 personas, un 41,6% más. Aún así, la tasa de paro masculina se situó en el 18,6% y la femenina en el 19 por ciento.

Con 688.100 personas más que el año pasado, los parados de larga duración (más de un año en el paro) son los que más han notado esta nueva subida, seguida por sectores como la agricultura (un 29,4% más), los servicios (con un 23,3% más) o los que buscan su primer empleo (un 20,3% más). En la construcción el número de desempleados apenas creció un 5 por ciento.

También te puede interesar