RGPD - Cookies
Cultura Vigo al día

Cientos de personas en las colas para recoger alimentos en Vigo

Alguna entidad benéfica ha repartido comida a más de 600 familias

Decenas de personas esta mañana esperando para recoger alimentos en Vida Diga, en la rúa Brasil

Desde primera hora de la mañana de este día de Nochebuena, cientos de personas esperaban para recoger alimentos en la ciudad.

La cola ante la puerta de ‘Vida Digna’, en la rúa Brasil, llegaba, a las 9 de la mañana, más allá del cruce de Pizarro y seguía al mediodía. Lo mismo ocurría ante las Misioneras del Silencio, en pleno centro de Vigo, pasada la 1 de la tarde.

Desbordados

Varios responsables de organizaciones humanitarias, ONGs y comedores sociales han comentado a esta redacción «estamos desbordados». Señalan que la cantidad de personas que necesitan ayuda ha ido aumentando, especialmente en los tres últimos meses y que «hay días que no tenemos para todos».

Creen que, «ahora mismo» estamos «muchos días como en los peores momentos de la crisis económica» y advierten de hay algo más preocupante: «no es raro» que acudan a por comida personas que tienen trabajo.

La situación generada por la pandemia, además, hace más difícil la entrega y en algún caso el reparto de comida, que se hacía una vez a la semana se ha ampliado a «dos incluso tres días, para evitar la masificación y el riesgo de contagio».

Más de 600 familias atendidas

Una de estas organizaciones, que nos ha pedido que no hagamos público su nombre, «porque ya no tenemos capacidad para ayudar a más gente», han entregado alimentos a «más de 600 familias», algo que han calificado de «trágico».

Hay más aportaciones de las entidades públicas pero la mayoría vienen de la ‘solidaridad anónima’

Los responsables de estas organizaciones con las que hemos hablado esta mañana, están de acuerdo en que han aumentado las aportaciones que proceden de organismos públicos. «Es lógico, hay más necesidades y más personas en problemas, algunos tan serios como que prefieren pagar antes el alquiler que la comida, pero la mayor parte de los recursos que nos llegan los aportan particulares, vecinos, personas anónimas y empresas que no quieren publicidad, sólo ayudar».

A varias de ellas recuren habitualmente estas asociaciones humanitarias, «otras nos llaman y nos preguntan dónde y cuándo pueden dejarnos esta u otra mercancía…y ¡no sabes cómo lo agradecemos!»

También te puede interesar