RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?' Destacados

La derecha vota en contra de declarar la ‘emergencia climática’ en la Unión Europea

Finalmente, el Parlamento Europeo ha declarado «la emergencia climática en la UE» en una sesión en la cual la propuesta ha salido adelante por 429 votos a favor, 225 en contra y 19 abstenciones.


Entre esos votos en contra de esta declaración están los de los representantes de la derecha, el Partido Popular Europeo, quienes rechazan hablar de ‘emergencia climática’ y preferían el término ‘urgencia’, y los fascistas y ultraderecha-entre ellos los de la derecha extrema española- quienes niegan que exista problema climático alguno y aseguran que todo son ‘falsedades y mentiras no demostradas’. 

Greenpeace asegura que no es suficiente

Ante esta declaración, Greenpeace recuerda que la misma, por sí sola, no es la solución y que la Unión Europea (UE) debe tomar medidas urgentes. Para evitar una verdadera crisis climática, Greenpeace, junto con más grupos ecologistas, pide a la UE que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 65% para 2030 (en comparación con los niveles de 1990) y que logre que las emisiones netas sean nulas para 2040.

“Nuestra casa está en llamas. El Parlamento Europeo ha visto el fuego, pero no basta con quedarse de brazos cruzados. Para apagarlas, tenemos que tomar medidas inmediatas en línea con la ciencia, reducir drásticamente las emisiones y proteger y restaurar el medio ambiente natural”, ha declarado Sebastian Mang, asesor de política climática de Greenpeace en la UE. “Las empresas de combustibles fósiles deben hacerse responsables, se debe invertir en una movilidad diferente y transporte público, se deben apoyar las energías renovables en manos de la ciudadanía, prohibir los pesticidas y poner fin a las subvenciones a las granjas industriales son solo algunas de las medidas necesarias para actuar ahora”,

Los diputados del Parlamento Europeo también han adoptado una resolución sobre la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 (COP25), que comenzará el 2 de diciembre en Madrid. Esta resolución confirma de nuevo la posición del Parlamento Europeo de aumentar el objetivo de reducción de emisiones al 55% en 2030 respecto a las de 1990. Lamentablemente, el objetivo del 55% ni siquiera sería suficiente para limitar el calentamiento global a 2 °C, y mucho menos a 1,5 °C.

El próximo 12 y 13 de diciembre tendrá lugar el Consejo Europeo donde los líderes comunitarios deberían comprometerse con una mayor ambición frente a la emergencia. Aunque la gran mayoría de los gobiernos apoyan el objetivo propuesto por la Comisión Europea para alcanzar las emisiones netas nulas para 2050, hasta ahora no se ha establecido dicho acuerdo.

También te puede interesar