RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?' Cultura

Médicos de Familia reunidos en Santiago señalan el sexo como una de las mayores preocupaciones de pacientes de todas las edades

La salud sexual es una de las mayores preocupaciones en el ámbito de la vida de todas las edades, tanto en la pubertad, como adolescencia, edad madura y avanzada.

Durente del XXVI Congreso Nacional de Medicina General y de Familia, que tiene lugar hasta este sábado en Compostela, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha hecho una actualización en las disfunciones sexuales más prevalentes, tanto del hombre como de la mujer.

Disfunción eréctil y alteraciones del deseo

El doctor Luis Angel Prieto Robisco, médico de Familia y sexólogo, repasó ante los médicos de familia inscritos en el congreso las habituales en el hombre, como son la disfunción eréctil, trastornos eyaculatorios, dolor genital crónico, hipogonadismo y otras como enfermedad de la Peyronie o priapismo.

En la mujer las disfunciones sexuales más frecuentes son las alteraciones en la fase de deseo, excitación y de orgasmo, donde hay que hacer una especial mención a la etapa de la menopausia o climaterio.

Los trastornos sexuales son el síntoma centinela de muchas enfermedades, por ejemplo, la disfunción eréctil que se adelanta a la cardiopatía isquémica unos años y debe de tenerse muy en cuenta”, señala Prieto, quien también advirtió que “toda disfunción afecta a la relación de pareja tarde o temprano y toda mala relación interpersonal va a incidir negativamente en la vida sexual de la misma”.

Más formación sexual

El experto en Sexología considera que debe de aumentarse en formación en salud sexual, no solo en el colegio, también en la universidad y en la formación de los futuros médicos, así como en el postgrado. “Es especialmente buena a este nivel para conocer la anatomía, fisiología, neurología y endocrinología, psicología, antropología y relaciones sociales”.

Además, Prieto cree imprescindible aumentar la formación en edades tempranas para “eliminar aspectos machistas del patio del colegio y de la sociedad”.

Es prioritario ya que, según el experto, “el porno es el peor educador sexual” y “los límites se ponen dentro de la pareja, sea como sea”. En cuanto a las recomendaciones de la tercera edad, “nuestros mayores no deben renunciar al conocimiento y a las expectativas que la ciencia les abre, con los nuevos tratamientos y terapias”.

También te puede interesar