Deportes Vigo al día

@omarisquino, hasta arriba

La jornada central de O Marisquiño, este sábado, siguió con un intenso programa de competiciones, entre ellas las pruebas clasificatorias en Skate, BMX, Flatland y Dirt Jump, competición en Motocross y las pruebas naúticas.

Por la noche llegó uno de los momentos más esperados del festival con la Red Bull Batalla de los Gallos y la música siguió con los diversos conciertos programados en los tres escenarios musicales.

Por la mañana se celebraron las pruebas clasificatorias para la World Cup de Skate femenino, una de las disciplinas estrella del festival. En esta edición la presencia de mujeres skaters en O Marisquiño se ha duplicado respecto al año anterior, de forma que la competición contó con catorce participantes.

La clasificada en primer lugar para la final de este domingo fue la austríaca Julia Brückler, ganadora de la prueba celebrada el año pasado en Vigo. Es la cuarta vez que participa en O Marisquiño y que considera esta prueba como una de sus favoritas dentro del circuito.

“Me encanta el recinto, la pista y la gente que viene a ver las pruebas”, explica Brückler. La austríaca destaca también el incremento de la participación femenina en estos últimos años en las pruebas de Skateboarding. “Cuando yo empecé en Austria casi no había mujeres que compitieran y ahora hay varias, lo mismo ocurre en otros países”, indicó la skater.

Por su parte, la holandesa Candy Jacobs, que participa por segunda ocasión en O Marisquiño explica que la pista de skate de esta edición “es una de las mejores que me he encontrado este año”. La skater coincide con Brückler en que el nivel de las mujeres va mejorando año a año y que cada vez es más habitual encontrar competiciones con muchas participantes femeninas.

“Esta competición es una de mis favoritas porque el tiempo, la pista y la gente son perfectos”, concluye la holandesa. La competición para las mujeres comienza cada vez más pronto y buena prueba de ello es que entre las participantes  se encontraba la holandesa Keet Oldenbeaving, de tan sólo 12 años de edad, quien se mostró muy contenta de poder participar en la prueba viguesa y satisfecha con su actuación en la prueba y con la respuesta del público.

También te puede interesar