RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?'

¡Houston tenemos un yogurín!

El astronauta estadounidense Scott Kelly, después de estar en el espacio 340 días, entre 2015 y 2016, ha mostrado cambios en los procesos internos en su cuerpo que indican su rejuvenecimiento, informa ‘The Independent’.

Scott Kelly trabajó en la Estación Espacial y los científicos, mientras el astronauta estaba en el espacio, aprovecharon para monitorear los procesos internos de su organismo. Los resultados sorprendieron a los investigadores: Scott tenía los telómeros, los extremos de los cromosomas que participan en la reparación del ADN, más largos que los que los de su hermano gemelo Mark, que permaneció en la Tierra.

Como señalan científicos de la NASA, los telómeros se reducen a medida que la gente envejece. Sin embargo, durante una temporada en el espacio, la longitud de los de Scott Kelly  parece haber aumentado, aunque después de que el astronauta regresara a la Tierra estos extremos de los cromosomas empezaron a disminuir de nuevo.

Los científicos no están completamente seguros de que el ‘rejuvenecimiento’ de Scott esté relacionado con su viaje al espacio. El cambio “podría estar vinculado con el aumento del ejercicio y la reducción de la ingesta de calorías durante la misión”, señala el estudio.

También te puede interesar