RGPD - Cookies
Vigo al día

El Gobierno destina 275.000 € a obras de emergencia en Arbo, As Neves y Crecente por los daños causados por los incendios

Xosé Rodríguez Méndez, alcalde de As Neves
Xosé Rodríguez Méndez, alcalde de As Neves

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) invertirá más de 275.000 € en obras de emergencia, a acometer “de forma inmediata”, para reparar los daños provocados por los incendios de agosto de 2016 en las cuencas de los ríos, Deva, Lamas, Ribadil y Termes, en los términos municipales de Arbo, As Neves y Crecente

La urgencia de estas actuaciones estiba en el grave riesgo de desbordamiento de los ríos por la caída de la vegetación quemada en los recientes incendios forestales, así como por el incremento de los acarreos que las futuras lluvias ocasionarán en los suelos quemados, por lo que se considera necesario acometer con la máxima premura posible actuaciones de limpieza y mejora de la capacidad de desagüe de los cauces más afectados.

Las actuaciones a acometer en los ríos Lamas, Deva, Termes y Ribadil, así como en sus afluentes, se procederá a la eliminación de los tapones formados por restos vegetales procedentes de los incendios, así como de la retirada de los acarreos, sedimentos y residuos que hayan llegado ya hasta los cauces,  especialmente después de las recientes lluvias,  y que están provocando una disminución de la capacidad de desagüe de los mismos.

También se procederá a la reparación de las márgenes que hayan sufrido procesos erosivos, así como a la ejecución de defensas en aquellos puntos más sensibles a sufrir erosiones importantes provocadas por las avenidas del otoño, pudiendo causar desbordamientos y daños en las zonas colindantes.

Por último, indica el ministerio, en el caso del río Lamas, se solventará el problema de falta de capacidad de desagüe existente en el cruce con la carretera municipal de Sela. Así,  además de la retirada de vegetación y arrastres acumulados en la zona, se repondrá la obra de drenaje transversal preexistente, de tal manera que garantice un desagüe adecuado del arroyo, mediante un marco de hormigón prefabricado de dimensiones 2,5 m de anchura por 2,0 m de altura, con una longitud total de 10 m. Asimismo, se procederá a la reposición de los servicios e infraestructuras anexas afectados durante la ejecución de esta obra de drenaje transversal.

También te puede interesar