Vigo al día

Bomberos de Vigo acudieron a ayudar en Fandicosta contra la voluntad del 112

foto cedida

Con el fuego en Fandicosta totalmente apagado y el comienzo de las labores de desescombro y vaciado de las instalaciones también llega el balance de la actuación de los servicios de emergencias para afrontar este incendio. Y no es halagüeño. La plataforma de bomberos públicos de Galicia ha criticado la gestión del suceso por la pérdida de un tiempo valioso, la descoordinación y la convocatoria para acudir a la fábrica de Domaio de parques con dotaciones insuficientes.

A las 17.50 h el parque de bomberos de Vigo recibe la primera llamada de un particular advirtiendo del fuego. Los bomberos se ponen en contacto con el 112, que rechaza su ayuda y envía al lugar al parque de bomberos de O Morrazo, que acude con 3 bomberos y 3 vehículos.

lourdes parada02Al llegar al sitio piden refuerzos y solicitan a Vigo que vuelva a llamar al 112 para coordinar la acción, pero el 112 reitera que no hace falta su intervención porque están avisados también los bomberos de O Porriño y Ribadumia.

A las 18.20 h, al llegar a Fandicosta los bomberos se encuentran con que el foco estaba localizado pero que el fuego se había propagado durante la evacuación y que no tienen agua en los hidrantes porque se había caído el sistema eléctrico. En ese momento Vigo se vuelve a poner en contacto con el 112, que les reitera que no hacen falta. En contra de las indicaciones del órgano autonómico y con autorización del concejal de Seguridad, López-Font, los bomberos vigueses envían un vehículo de apoyo que sale a las 18.30 h al tiempo que el 112 les pide explicaciones de por qué van.

Tres minutos después llega el primer vehículo de apoyo desde Porriño, un camión nodriza con un bombero que se encuentra a los tres compañeros del Morrazo sin abastecimiento de agua, sin posibilidad de cogerla del mar por los equipos que llevan y sin nadie coordinando la acción. En ese momento el 112 solicita a O Porriño la unidad química para afrontar la nube tóxica y deja al parque porriñés al descubierto, por lo que debe de ser cubierta la zona con los dos bomberos y dos camiones del parque de Ponteareas, que también debe de atender Condado, Louriña, Baixo Miño y Paradanta. También se pide un camión nodriza y uno de altura al parque de Ribadumia.

Los bomberos de Vigo llegan a Fandicosta 50 minutos después de la llamada de alerta y se encuentran a cuatro bomberos sin poder coger agua de ningún lado. Es el parque vigués el que empieza a utilizar el agua del mar para trabajar durante al menos una hora, ya que el caudal de agua que consiguieron en la zona era insuficiente. Por ello, los vehículos nodriza tuvieron que desplazarse a Rodman y Acualia a cargar agua, lo que supone una nueva dilatación en los tiempos.

fandicostaA las 19.15 horas los bomberos de Pontevedra también ofrecen efectivos, que de nuevo son rechazados por el 112. Diez minutos después sale el camión con escalera del parque de Ribadumia, que queda totalmente descubierto hasta las 05.00 horas. A las 19.55 h, el 112 da marcha atrás y pide un camión nodriza a Pontevedra y rechaza el resto de medios que se les ofrece: el camión llega pero por la falta de un mando unificado está casi media hora parado esperando órdenes.

A las 21.30 horas, casi cuatro horas después de iniciarse el incendio, el fuego está descontrolado y el 112 pude ayuda a Vigo y a Pontevedra, que trabajan coordinadamente en la sofocación de la nave sur desde las 23.15 horas hasta las 00.00 horas, momento en que se da por controlado el incendio.

La falta de coordinación dejó al resto de comarcas en una situación precaria, ya que el parque de Ribadumia permaneció sin efectivos más de 10 horas, igual que el de O Morrazo, y el de O Porriño cubierto en precario por el de Ponteareas. Los bomberos se preguntan por qué hubo ese rechazo de efectivos en un incendio de tal consideración, teniendo en cuenta que del parque de bomberos de Vigo a Fandicosta hay apenas 9 minutos, mientra que por ejemplo desde el de Ribadumia hay 36 minutos.

 

También te puede interesar