RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

Sanidade admite que todo el personal de Urgencias denuncia su mal funcionamiento y afirma que la difusión que hace de ello se debe a «otros intereses»

unnamedAnte las críticas por el funcionamiento de Urgencias hechas por numerosos pacientes y las denuncias del personal de Enfermería-que han llevado al Colegio a anunciar la presentación de una demanda por vía penal– el Servizo Galego de Saúde (Sergas), asegura en un comunicado que el servicio de Urgencias ocupa una superficie 6.000 metros cuadrados en el Hospital Álvaro Cunqueiro que, subraya, duplica el espacio de las urgencias de los hospitales Meixoeiro y Xeral.

El Sergas recalca que las nuevas instalaciones incluyen dos nuevas salas, de prealtas y de espera, disponen de una unidad de Cuidados Críticos de Adultos o cuatro puestos de reanimación, entre otras dependencias.

El enfatiza que aglomerar todas las Urgencias del Área Sanitaria en un único lugar es un proceso enormemente complejo que requiere adaptarse a nuevos protocolos de actuación que, en el caso de esta unidad está bien definido: «pocas áreas estánmás protocolizadas y procedimentadas en un hospital que las de los servicios de urgencias».

A juicio de estas autoridades sanitarias, la preocupación que, por primera admite que no es de unos pocos, como decía hace unas semanas en gerente del Área Sanitaria, sino de «la práctica totalidad de la plantilla de profesionales del servicio» se debe, recalca, «al nivel de responsabilidad con el que asumen su labor profesional».

Sin embargo, los responsables sanitarios, lejos de exponer cuáles son las medidas que van a adoptar para acabar con esta situación, que esos mismos profesionales califican de “caos” y que han advertido que pone en grave riesgo a los pacientes, se muestran sorprendidos porque esos problemas «no se intenten resolver en el ámbito concreto donde están las competencias», ignorando las decenas de comunicados, informes, notas, comentarios y advertencias que se han enviado, por parte del personal a los jefes de servicio y al propio gerente.

Por último, el comunicado concluye que el hecho de que los profesionales informen a los ciudadanos sobre las graves carencias y deficiencias de las Urgencias del nuevo hospital puede deberse a «otros intereses».

También te puede interesar