RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?'

Cuelgan unos calzoncillos gigantes en el asta de la bandera de la casa del presidente de la República Checa

CalzoncillosTres miembros de Ztohoven, un grupo de bromistas muy críticos con el presidente checo Milos Zeman, consiguieron subir este sábado al tejado del palacio presidencial en Praga para sustituir la bandera oficial del jefe de Estado por unos calzoncillos gigantes.

«La bandera de un hombre que no siente vergüenza por nada flota finalmente sobre el Castillo de Praga», escribió en su web y en Facebook el este grupo.

Sus miembros aseguran que el color rojo de los calzoncillos simboliza las estrechas relaciones que, según ellos, mantiene Zeman con Moscú y Pekín. Además de su orientación prorrusa y prochina, los detractores del presidente le suelen reprochar su lenguaje vulgar.

También te puede interesar