RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Tsipras convoca un referéndum sobre las condiciones de la ‘troika’ y pide a los ciudadanos que voten ‘no’

Tsipras en televisión anunciando la convocatoria del referéndum
Tsipras en televisión anunciando la convocatoria del referéndum

Será el pueblo griego el que decida si acepta las condiciones que impone la ‘troika’ para prorrogar la ayuda a su país y que, según ha trascendido, pasan por la subida del IVA hasta el 23%, el recorte de las pensiones, la disminución del salario mínimo u otra nueva bajada de sueldos a los funcionarios.

Por todo ello, el primer ministro, Alexis Tsipras, compareció por televisión para anunciar que convocará un referéndum el próximo 5 de julio para que los ciudadanos decidan sobre estas condiciones y ya ha anticipado que Syriza, la coalición que lidera, pedirá que se vote ‘no’.

Mientras, la canciller Merkel-y sus incondicionales, como el presidente Rajoy- presionan a Tsipras y aseguran que la reunión de este sábado de los ministros de Economía será «decisiva» y «crucial» para determinar el futuro de Grecia.

Sin la ayuda de la UE, Grecia podría verse obligada a introducir controles de capital y suspender pagos en los próximos días, y probablemente a salir del euro. Atenas debe abonar alrededor de 1.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) el 30 de junio, dinero que no tiene, y ese mismo día concluye la prórroga del actual rescate, con lo que ya no tendrá acceso a más fondos europeos.

A nivel político continúa el intercambio de acusaciones entre Grecia y sus acreedores, que podría dificultar el acuerdo. La canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido al primer ministro griego, Alexis Tsipras, que acepte la oferta «extraordinariamente generosa» de los acreedores y éste ha rechazado «chantajes» y «ultimátums» de la UE.

Dentro de Grecia, son los partidos que, primero, han llevado al país a la quiebra y, después, han asumido sin rechistar las órdenes del Banco Europeo, la Comisión y el Fondo Monetario, que han tenido consecuencias devastadoras para la economía, quienes son más críticos con Tsipras. El caso del Partido Socialista griego es el más llamativo: tras disparar la corrupción, el paro o la deuda, el PASOK, que ha pasado de la mayoría absoluta a la práctica desaparición, ha llegado a pedir la dimisión del primer ministro.

El partido conservador y el socialista, no solo falsificaron las cuentas en 2004 para que Grecia entrase en el Unión Europea, sino que, además, en los últimos 7 años han hecho que el Producto Interior Bruto (PIB) griego ha caído un 25%, -solo en  2011, el peor año desde el inicio de la crisis, la economía se contrajo un 8,9%-.

Durante la gestión de sus dos primeros ministros, Papandreu y Samaras- el desempleo se ha triplicado, alcanzando el 26% ; dos terceras partes de los parados llevan 12 meses o más sin trabajar y el paro juvenil llegó, en 2013, con el gobierno conservador, al 58,3%.

Cuando Samaras dejó el poder, tras haber aplicado todas las recetas que le impuso la troika, aunque Grecia es uno de los países europeos que más gasta en pensiones -un 15% de su PIB-, muchos pensionistas viven por debajo del umbral de la pobreza: el 45% de los jubilados no llegan son pobres- antes de aplicar las medidas del Fondo Monetario, esa cifra no llegaba al 20%. Según datos de Unicef, en 2013 había en Grecia 597.000 niños viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Entre ellos, 322.000 no tenían las necesidades nutricionales básicas cubiertas. Según un informe de la Oficina Presupuestaria del Parlamento griego, a finales de 2014 unos 2,5 millones de griegos vivían por debajo del umbral de la pobreza. Además 3,8 personas estaban en peligro de caer por debajo de esa línea.

También te puede interesar