Cultura Vigo al día

El ‘Asesino de Políticos’, en Vigo

Fernando López de Oso, autor de la novela, este miércoles, en Vigo, junto a la furgoneta que promociona el libro/Tresyuno Comunicación
Fernando López de Oso, autor de la novela, este miércoles, en Vigo, junto a la furgoneta que promociona el libro/Tresyuno Comunicación

No es que se ofrezca al mejor postor o sobreviva como soldado de fortuna, no. Aunque está recorriendo España, Fernando López de Oso es el autor de la novela ‘El asesino de políticos’, que se promociona de esta manera tan llamativa: con una furgoneta que llegará a 21 ciudades en 21 días, y que este miércoles está en Vigo.

En un país imaginario, “del sur de Europa”, la crisis económica, la precariedad de las prestaciones básicas y el descontento general entre los ciudadanos han llevado a estos al límite. Pero esto no es lo que preocupa a los políticos, que ya tienen el control de la Justicia y a todos los cuerpos de seguridad, sino la aparición de justiciero, ‘el Asesino de Políticos’, que los ha puesto en alerta.

 

“Cualquiera ha fantaseado sobre ello…piensas ‘si me dejaran en una habitación solo con tal ministro ya vería…’, pero la realidad es que si nos dejan en esa habitación solo, con ese ministro, aparte de cantarle las cuarenta, no haríamos nada”

 

Fernando comenta que este fue el nombre de la ‘carpeta’ de ordenador que se le ocurrió para ir archivando su relato, “cuando mis amigos la veían me decían, ese tiene que ser el título del libro, no lo cambies”; así fue, “he podido ver, por la gente que estamos conociendo en este viaje, que el título ha conectado y que muchas personas se sienten identificadas con él…sobre todo porque muchos políticos les han indignado…no han indignado y nos han fallado a diario”.

Sin embargo, no cree que el límite al que llega el protagonista de la novela fuese la actitud que tendríamos cualquiera de nosotros, “claro que cualquiera ha fantaseado sobre ello…piensas ‘si me dejaran en una habitación solo con tal ministro ya vería…’, pero la realidad es que si nos dejan en esa habitación solo, con ese ministro, aparte de cantarle las cuarenta, no haríamos nada…no iríamos más allá”.

 

“Nos produce rechazo llevar esa fantasía a la realidad…somos conscientes de que ello nos conduciría a un camino sin retorno…tenemos una ética propia”

 

A su juicio, la novela está abordada de tal manera que “la violencia no produce rechazo en el lector…no es una novela de violencia explícita o sangrienta...el lector no pierde nunca de vista que está leyendo una novela y no se siente culpable y puede disfrutar de algo que, afortunadamente, en el mundo real no se produciría nunca”.

Vigo al Minuto.- ...¿por qué crees que eso no se produciría en la realidad? ¿somos buenos por naturaleza?

Fernando López de Oso.-…eso daría para otra novela…creo que nos produce rechazo llevar esa fantasía a la realidad…somos conscientes de que ello nos conduciría a un camino sin retorno…tenemos una ética propia que nos impide ir más allá…esa es la diferencia, en la novela, el malo es el político que decide traicionar esa ética y corromperse, pero también lo es quien también traiciona esa ética y comete un asesinato

VAM.-…¿es eso lo que van a encontrarse quienes lean tu libro?…

FLO.- …creo que lo más atractivo, en un primer nivel de lectura, es la ironía...el poder reducir a los políticos corruptos…la novela es una amalgama de los peores ejemplos que vemos cotidianamente aquí y en otros países…y en la novela quedan reducidos a muñecos de guiñol…cuando los ves de cerca son tan diferentes a nosotros que casi pierden esa humanidad…cuando llegamos a ‘ajusticiamientos’, al estar planteados de una forma tan literaria, uno puede dejarse llevar y disfrutar sin sentimiento de culpabilidad…

 

Fernando asegura que la gente se siente identificada con el título y lo ve con simpatía/Tresyuno Comunicación
Fernando asegura que la gente se siente identificada con el título y lo ve con simpatía/Tresyuno Comunicación

“Es una novela negra, va avanzando de la mano de un policía, el inspector De Soto, a quien el ministro del Interior encarga la misión de encontrar al asesino de políticos y de su mano vamos transitando por una historia que empieza a meterse en el humor negro”

 
VAM.-…¿relacionándolo todo con la realidad que vivimos?...

FLO.-sí, sí…a mi cuando estaba escribiéndolo me preocupaba la deriva que estaba tomando nuestro país...el de la novela es ficticio, gobernado por un sistema político que no deja salidas…hay dos opciones, dos partidos, pero los ciudadanos los ven como la misma historia y no pueden votar otra cosa…y eso deriva en violencia…cuando yo empecé a escribir la novela no había ninguna de las alternativas, de los partidos que tenemos ahora, que se han hecho eco de las reivindicaciones sociales…estábamos en el tiempo de los escraches…de los que no se habla ya…pero había un momento en el que la gente iba a casa de los políticos a increparles…y me preocupaba que hubiésemos cogido ese camino de violencia…

VAM.-…sin desvelar nada…¿va por ahí la historia?…

FLO.-...es una novela negra, va avanzando de la mano de un policía, el inspector De Soto, a quien el ministro del Interior encarga la misión de encontrar al asesino de políticos y de su mano vamos transitando por una historia que empieza a meterse en el humor negro…el contraste entre la realidad de dificultades y privaciones y el mundo extraño en el que viven los políticos…

VAM.- …¿y el inspector De Soto no llega un momento en que se plantea no encontrar al asesino, no resolver el caso?…

FLO.- …hay dos personajes centrales…uno es De Soto y otro es Alejandro, el guardaespaldas del ministro de Fomento…un guardaespaldas hace su trabajo pero también es alguien que debe de estar dispuesto a dar su vida por la del otro y para ello debe de estar convencido que ese otro merece la pena…a los guardaespaldas les irrita tanto, tanto, ver y oír cosas que no pueden contar…en cuanto a De Soto, es el único personaje que cuando se refiere al ministro o al presidente lo hace con mayúsculas…están escritos con mayúsculas en el libro…él quiere mantener la estructura de la ley…el orden, porque cree que eso le mantiene firme…quiere evitar que eso se rompa, porque él mismo podría salir desatado…aunque teme que lo que intuye de todo lo que va conociendo sobre la corrupción y demás no es irreal, claro…

Fernando empezó a escribir 'El Asesino de Políticos' cuando el PSOE estaba en el Gobierno y la acabo ya con el PP en el Gobierno/Tresyuno Comunicación
Fernando empezó a escribir ‘El Asesino de Políticos’ cuando el PSOE estaba en el Gobierno y la acabo ya con el PP en el Gobierno/Tresyuno Comunicación

VAM.-…Fernando ¿por qué esta manera de promocionar el libro…viajando en una furgoneta con un rótulo tan llamativo, ‘el Asesino de Políticos’?

FLO.- Es una novela que atrae la simpatía de la gente…por el título, por el momento que estamos viviendo…me preguntan ‘¿pero no has sido algo oportunista?’…y la verdad es que empecé a escribirla cuando estaba el otro partido en el Gobierno…acabé con el actual y lleva dos o tres años terminada…oportunista, no, ¡es que la situación en la que vivimos está siendo muy larga!…y pensamos que se prestaba a pasearla por la calle, con esa furgoneta negra, de seis metros de largo…que pone ‘Asesino de Políticos’ a cada lado…

VAM.-…supongo que eso atraerá muchísimo la atención…

FLO.-...sí, sí, claro…nos hemos encontrado que yendo de un lado a otro la gente se fija, nos hace fotografías…se hace fotografías, nos felicita…saca el móvil…mira en Internet y ve que es una novela…

VAM.-…empiezas la novela con el PSOE en el Gobierno y la acabas con el Gobierno del PP…¿esa circunstancia te ha influído mientras escribías?

FLO.-tiene una pequeña parte de relevancia en el aspecto de las ‘prisas’ que le entran a un gobierno que sale…sabiendo que llega una etapa en la que llega otro partido a gobernar...pero sí que he intentado descontextualizarlo…tomar una cierta distancia…no salen políticos concretos, corrupciones determinadas…estoy contando la historia de un país de Europa…del sur de Europa…que se intuye que puede ser Portugal, Italia, España o Grecia, pero sin dar datos exactos y concretos…eso le corresponde al lector.

También te puede interesar