Vigo al día

Los hospitales de Vigo exigen una interminable cantidad de documentos para entregar un justificante de ingreso

Hospital-Xeral-VigoDurante meses, distintos responsables del Servizo Galego de Saúde (SERGAS) y del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo (CHUVI), además de directivos de la Consellería de Sanidade, han informado de los ‘importantes’ adelantos informáticos que se estaban haciendo en el Área Sanitaria de la ciudad. Sin embargo, esos ‘adelantos’ parece que no han llegado a la gestión de los ingresos hospitalarios.

Tras la denuncia de la familia de una paciente ingresada en uno de los hospitales de Vigo, esta redacción ha podido comprobar que la burocracia y el papeleo son algo habitual en cuanto a lo que se refiere a los ingresos y que en ellos apenas intervienen programas informáticos o gestión telemática.

En la actualidad, cuando una persona está cuidando a un familiar ingresado si necesita un justificante para entregar en su trabajo a fin de poder disponer de días libres para atender a un pariente enfermo, debe presentar la siguiente documentación: Documento Nacional de Identidad (DNI) original del enfermo, DNI de la persona que lo acompaña, fotocopias de ambos, además de una hoja de autorización, fimada por el paciente, en la cual, citando el nombre de esa persona, se diga que es ella la que estará acompañando al enfermo.

Esta documentación debe presentarse por cada acompañante, cada vez que el enfermo sea ingresado y volver a entregarse en el caso de que el cuidador, tras estar unos días con su familiar, regrese al trabajo y, al cabo de un tiempo, vuelva a ser quien lo cuide en el hospital.

En el caso concreto que ha constatado vigoalminuto, la enferma hospitalizada es una señora mayor que va a ser acompañada por sus hijas, que van a turnarse para estar con ella. La hija que hace el ‘primer turno’ de varios días, debe entregar toda esa documentación; luego debe de hacerlo su hermana y, una vez que la primera hija regrese para cuidar a su madre, debe de repetir todo el proceso y volver a presentar el DNI original de su madre, el suyo, fotocopia de ambos y, de nuevo, la hoja de autorización firmada.

Todo este papeleo debe completarse cada vez que la paciente sea ingresada-en este caso los ingresos se repiten, dada su enfermedad- lo que obliga a acudir al hospital con toda esta documentación.

Además de arcaico, este sistema vulnera la Ley del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, de acuerdo con la cual, ningún organismo de la Administración puede exigir a un ciudadano una documentación que ya le haya sido entregada con anterioridad y, en contra de la explicación que dan en la oficina de ingresos de los hospitales- en donde se dice que se pide todo esto por exigencias de la ley de protección de datos, “y siguiendo órdenes de la Gerencia”– la verdad es que no es así.

Baste un ejemplo: la Agencia Tributaria, un organismo público, envía, por correo postal o electrónico, el borrador de la Declaración de la Renta, elaborado a partir de los datos del contribuyente, datos que la Agencia tiene en su poder y que no deben de ser presentados de nuevo.

Pero, ese celo en proteger los datos de los pacientes no se sigue, dentro de los hospitales de Vigo, con el mismo rigor en todos los casos. Esta redacción ha comprobado que no hay dificultad alguna en saber, sólo preguntándolo, en qué habitación está una persona, algo que es innecesario en alguna de las plantas del Hospital Xeral, como hemos podido ver: los nombres de los pacientes y la habitación en la que se encuentran, están a la vista de cualquiera en un listado pinchado con chinchetas en un panel de información.

También te puede interesar