Vigo al día

Denuncian el cierre “literal” del Nicolás Peña durante la mitad del mes que viene

Protesta cierre de camasTrabajadores del Nicolás Peña denunciaron que el hospital se cierra, literalmente, 15 días el próximo mes de julio y alertaron de que de las 117 camas del mismo sólo estarán operativas las 30 de Salud mental.

Tras entrevistarse con el alcalde, la portavoz de los trabajadores, Begoña Santos, expresó su temor de que el cierre de la Unidad de Cuidados Paliativos sea definitivo, subrayó que es necesario que los pacientes crónicos sigan siendo atendidos por personal especializado del hospital y alertó de que también se cierran las camas de aislamiento para posibles casos de tuberculosis.

Santos recalcó que nunca se ha cumplido el cierre anunciado por el Servizo Galego de Saúde (SERGAS), y que los 15 días que ahora se indican- del 16 al 31 de julio- serán en realidad muchos más, “la última vez las camas volvieron a reabrirse el 13 de diciembre”, indicó.

Los trabajadores informaron de que los pacientes afectados son todos crónicos, “personas muy mayores que tendrán un déficit de atención en otros hospitales”.

Para el alcalde “este cierre no tiene explicación ni organizativa ni médica” y se teme que esta medida se haya tomado sólo “para ahorrar a costa de la salud de personas mayores”. Abel Caballero exigió al Gobierno de Galicia que informe a los vigueses y adelantó que enviará una carta al presidente Feijóo expresando su “disconformidad absoluta” con esta medida.

Por su parte, el gerente del área sanitaria de Vigo, Félix Rubial, explicó que los pacientes del Nicolás Peña se trasladarán en verano a la planta 7º del  Meixoeiro y que en esta misma planta estará también la ubicación definitiva de la Unidad de Cuidados Paliativos, que se trasladará el día 24 de agosto y en ningún caso va a desaparecer.

Sobre el cierre de camas en el Nicolás Peña y de otros hospitales, Rubial afirmó que  cerrarán camas en julio pero sobre los que no se tomó ninguna decisión para el mes de agosto porque estará en función de las necesidades derivadas del traslado al nuevo hospital. El gerente trasladó este mensaje a los sindicatos, que este viernes protestaron en los pasillos del Xeral por el cierre de camas.

También te puede interesar