Vigo al día

#Municipales2015, ¿cómo vas a levantar calles con chiquillos pasando hambre…a quién se le ocurre?”.

JubiladaFOTOS: FELIPE CARNOTTO/Josefa, 86 años, viuda, vive con una “paga” como le llama ella de algo menos de 500 € al mes, “con eso tengo que pagar la comida, la luz, el teléfono, el agua, la ropa…y la contribución…y gracias que puedo seguir aquí, este piso lo compramos entre mi marido y yo con muchos sacrificios…pero ya ves, no puedo ni hacerme cargo de las reparaciones”.

Aunque no aparenta la edad que tiene, “heredé la piel de mi madre…vivió un año menos de la edad que tengo yo ahora, pero no le había salido ni una arruga”, y dice que no puede quejarse de la salud, reconoce que “empiezo a tener ‘goteras’…veo muy mal y tengo que tomar pastillas para muchas cosas…pero aún salgo, voy a la compra y en verano, alguna vez a la playa, en Vitrasa”.

 

“Cuando enviudé y vi la paga que me quedaba me asusté…¿cómo iba a pagar yo todo con eso?”

 

Trabajó desde pequeña, “a los 13 o 14 años, primero en casa, en el campo, luego, unos años, antes y después de casarme, en una fábrica…hasta que ya no pude, por los hijos…tuve cinco…una se me murió de pequeña…y me quedé en casa…para criarlos”. Cuando se quedó viuda, hace 17 años, “cuando vi la paga que me quedaba me asusté…¿cómo iba a pagar yo todo con eso?”, menos mal, dice, que mis hijos “me echan mano” y además de ir a verla, “menos el mediano, que vive en Canadá y solo puede venir una vez al año…ahora en verano”, le ayudan con los gastos, “me queda poco de ‘cuartos’ que teníamos…fui comíendomelos para pagar lo que había”.

Josefa está enfadada con los políticos, “no los veo trabajar…cuando los escucho, en la tele…alguna vez, que cuando salen cambio de cadena, solo les oigo pelearse y decir mentiras…roban mucho y hacen muy poco por las personas…y yo no puedo quejarme, que mis hijos trabajan todos…porque los tengo estudiados y son espabilados…como sui madre (ríe)…y están sanos…pero en la calle hay gente con muchas desgracias, mucha necesidad…aquí cerca un hombre fuerte…con un cartón pidiendo delante del supermercado…tiene dos chavales y no le dan trabajo…y nadie le ayuda…los políticos le prometen esto y lo otro…pero no le dan de trabajar para poder llevar comida a la mesa”.

 

“A los políticos no los veo trabajar…sólo les oigo pelearse y decir mentiras…roban mucho y hacen muy poco por las personas”

 

Se sorprende de que en Vigo haya gente que pasa hambre, “¡mucha!” y de que no se ocupen de los niños “se me cae el alma de que haya niños que solo comen en el colegio…pobriños…eso es lo primero de lo que tienen que ocuparse los políticos y no de poner farolas y aceras…¿cómo vas a levantar calles con chiquillos pasando hambre…a quién se le ocurre?”.

Sobre las personas de su edad comenta que hay muchas que están muy solas, “los viejos parece que ya no servimos…que ya trabajamos y que ahora tenemos que esperarnos a morir en un rincón…nos dejan solos…¿cuántos mueren soliños en casa, sin que nadie los eche en falta?”

Conoce al alcalde, “lo vi y lo saludé y una amiga…conocida casi mejor decir que es conocida…se le acercó y le pidió que arreglara lo de la luz…que esta calle era un túnel…y tardó, pero ya está y se ve mejor…aunque bajan la luz por la noche”. Dice que “el alcalde no me gustó…es así pequeño y se ríe…no sé de qué…pero parece que hace lo suyo…¡es lo que tiene que hacer, ¿no?!…las calles parece que están mejor…pero tenía que ocuparse más de los que no tienen trabajo y de los que somos mayores…las calles solas no dan para comer”.

Sobre las elecciones Josefa no sabe mucho, “no las sigo porque mienten y engañan…dicen que me van a subir la paga y cada vez me llega a menos…y tengo que pagarlo todo…la compra más cara, la contribución, la luz, el teléfono…menos mal que mis hijos y mis nietos llaman ellos y gasto el mínimo…me regalaron un móvil…pero solo lo tengo para recibir llamadas…lo llevo en el bolso por si me caigo en la calle o así…pero nada más”.

 

Jubilada2“Las calles parece que están mejor…pero tenía que ocuparse más de los que no tienen trabajo y de los que somos mayores…las calles solas no dan para comer”.

 

A Josefa la política no le interesa, “antes sí…cuando vivía mi marido seguíamos algún debate…aquellos eran señores más serios…los de ahora no me merecen la pena…se les nota que mienten y que no van a hacer nada…lo que quieren es colocarse y ya está”. Eso sí, va a votar, “mi marido decía que había que votar porque después sino no podías quejarte…y yo voy y voto…aunque no a quien me parece…ahora hay que escoger al menos malo…me gusta el de la cola de caballo…aunque ya podía arreglarse más, que lleva la ropa arrugada…y eso no es plan…¿y si tiene que ver a un presidente o un rey de fuera, va a ir así?…la mujer o la novia tiene que decirle que se corte el pelo y se ponga una chaqueta y la camisa planchada…por lo menos sabe cómo estamos los de abajo…aunque no me parece que si llega pueda hacer mucho…a ver, intención parece que tiene”.

Sobre las elecciones municipales ya tiene decidido el voto, “no voy a decirlo…el voto es secreto, pero voy a votar para alcalde, sí…aunque a mi hija, la mayor, no le gusta y discutimos…a ella le tira otro y chocamos…pero no reñimos (risas)”.

También te puede interesar