RGPD - Cookies
Cultura

La periodista Alexandra Roma publica su tercer libro, ‘Un océano entre tú y yo’, ambientado en las Rías Baixas

Alexandra RomaAlexandra Roma. Periodista, guionista y escritora, publico este martes su tercera novela, con Esencia (Planeta), titulada ‘Un océano entre tú y yo’. Ambientada en el narcotráfico de las Rías Baixas, aúna corrupción y misterio con una historia de amor entre un escolta y su protegida.

La primera regla de un escolta es no intimar con sus protegidos, pero el amor no entiende de normas. No existen leyes naturales que puedan predecir en qué momento y dónde surgirá la llama de un apasionado amor. Éste llega de manera tan insospechada y sutil que puede abrirse camino incluso en un peligroso escenario de corrupción, tráfico de drogas y asesinato. Cuando nada ni nadie es lo que parece, aferrarse al amor más épico y pasional se convierte en una arriesgada aventura de incierto pero inolvidable final… Adriana y Hugo así lo han vivido. Esta es su historia.

Adriana Sierra es una atractiva e inquieta joven que procura vivir ajena al riesgo que conlleva ser hija de un enérgico luchador contra el narcotráfico. Su padre, alcalde de Vilagarcía de Arousa, se ha empeñado en demostrar que está por encima de la corrupción y el comercio ilícito de drogas sobre los que sus antepasados cimentaron el patrimonio familiar. En Galicia, una actitud así puede atraer graves enemistades en el mundo de las mafias que operan por la zona, y poner en serio peligro a todos los miembros de la familia. De ahí que Adriana –al igual que sus hermanas– tenga que aceptar, contra su voluntad, la protección de un escolta que siga sus pasos mañana, tarde y noche.

“No pretendo interferir en tu vida ni en tu intimidad, ésa no es mi función. Mi tarea es conseguir que nadie te haga daño, siendo tu parachoques, tu escudo humano o tu salvavidas, lo que necesites en cada momento. Pero ya que debo ponerme en riesgo por una persona, en este caso tú, con la que ni siquiera he cruzado más de un par de palabras, lo único que te pido es que hagas caso a mis indicaciones”.

Hugo Molina es el guardaespaldas al que asignan la vigilancia y cuidado de Adriana, un hombre de principios que vive entregado a su trabajo y cuyo objetivo primordial es recuperar el prestigio y posición que había alcanzado siendo agente en la Unidad de Drogas y Crimen Organizado. Desde que fue relegado de sus funciones trabaja como escolta, ocupación con la que pretende demostrar su más firme profesionalidad. Sin embargo, la belleza y sensualidad que irradia su joven protegida hará que continuamente, con cada nueva circunstancia, el Hugo hombre se esté replanteando el cumplimiento de unas normas que no entienden de sentimientos ni atracción.

“Estaba acostumbrado a trabajar con personas que lo escuchaban y seguían sus consejos, pero aquella mujer era diferente. Tenía sus propias convicciones, voluntad y una buena dosis de carácter. No era una oyente pasiva, sino un huracán activo”.

Lo que para Hugo podría haber pasado por ser un puntual y frío trabajo de seguridad, se acaba finalmente complicando con la inesperada muerte de Valeria, hermana melliza de Adriana. El excesivo coqueteo que la chica había tenido con las drogas y una aséptica nota de despedida, apuntan al suicidio como causa formal del terrible episodio. Sin embargo, el incendio provocado del yate familiar y nuevas pistas sobre aquella extraña muerte, evidencian algo más que veladas y oscuras amenazas. Adriana está convencida del asesinato de Valeria y, vista la indiferencia de la policía ante el caso, no dudará en tomar cartas y emprender por su cuenta una investigación que arroje luz sobre el suceso.

También te puede interesar