RGPD - Cookies

El cardenal Rouco facilitó la llegada de los ‘miguelianos’ a Madrid

El arzobispo, ya emérito, de Madrid, Cardenal Rouco Varela

Según informa este martes la Cadena Ser, el fundador de la ‘secta’ San Miguel Arcángel, en prisión acusado de estafa y abusos sexuales, logró que se asignara, en 2010, a la misma el servicio de atención de una residencia de ancianos en Bustarviejo, al norte de Madrid, gracias a la gestión del Arzobispado de Madrid, al frente del que estaba entonces el cardenal Rouco Varela.

Fue una oficina dirigida por el arzobispo quien ‘recomendó’ los servicios de la orden a esta residencia de ancianos a la cual el ‘líder’ de la secta, Rosendo Da Silva, envió a cuatro de sus ‘hermanas’, entre ellas su sobrina quien, pese a no tener la titulación para desempeñar este trabajo, tras completar un curso, llegó a dirigir esta institución.

Pasado el tiempo, y ante las noticias que aparecieron en la prensa sobre las “prácticas” de Da Silva, los responsables de la residencia consultaron con el Arzobispado de Madrid si debía seguir contando con las ‘miguelianas’ para  el cuidado de los ancianos, a lo cual, en mayo de este mismo año, el Arzobispado contestó, por escrito, que sí.

“No hay preocupación sobre la continuidad de su servicio», dice en una carta el vicario episcopal, fechas después de que Rosendo Da Silva hubiese sido apartado de la dirección de la ‘secta’ por orden del obispo de Tui-Vigo, y pese a que el cardenal Rouco Varela había sido informado por varios familiares de los ‘abducidos’ de las actividades de la misma.

El Arzobispado de Madrid no haría nada hasta el mes pasado, ya con Carlos Oroso en el lugar de Rouco, una vez que la orden fue ‘intervenida’. Es en ese momento en el que la residencia rescinde el contrato con los ‘miguelianos’ y decide contratar a otras personas para el cuidado de los ancianos.

 

También te puede interesar