RGPD - Cookies
Destacados Internacional

La UE y el Banco Europeo quieren otra reforma laboral en España y critican que haya tanto gasto social

La Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) han alertado este jueves -en su segundo informe de vigilancia tras el fin del rescate bancario de 41.300 millones de euros- de que España sigue siendo «vulnerable» a cambios repentinos en la confianza de los inversores internacionales. Los inspectores de la UE critican los retrasos del Gobierno de Mariano Rajoy en las reformas, en particular la laboral y la nueva ley para liberalizar los servicios profesionales.

El informe -resultado de la vista que los inspectores de Bruselas y el BCE realizaron a Madrid del 6 al 10 de octubre- resalta que la recuperación económica en España «ha ganado impulso» en 2014 y que el PIB «continuará creciendo a mayor ritmo que la media de la eurozona». La resistencia del sector financiero «continúa reforzándose» y el crédito comienza a crecer en algunos segmentos, en particular a las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, ello no es suficiente, afirman la Comisión y el Banco Central Europeao por lo cual, “es importante mantenerse vigilantes, porque los grandes desequilibrios del periodo pre-crisis y los retos políticos en el mercado laboral y más allá son todavía sustanciales, y algunas reformas importantes todavía no se han completado».

En materia de reformas laborales, el informe denuncia que «la aplicación de medidas para hacer más eficaces las políticas activas de empleo a la hora de reducir el paro está avanzando sólo gradualmente. Debido a las competencias compartidas y a la considerable inercia del sistema, esto está resultado ser un proceso complejo y prolongado, cuyo impacto sobre el terreno tardará en sentirse», apunta.

La Comisión y el BCE lamentan además que «no hay nuevas reformas previstas para hacer frente al alto grado de dualidad en el mercado laboral». A su juicio, la tarifa plana de cotización a la seguridad social para nuevos contratos indefinidos «ha tenido un impacto limitado hasta ahora». Y el «considerable aumento» del gasto social total y las medidas específicas para apoyar a los sectores más vulnerables «se han demostrado insuficientes para contrarrestar el impacto de la crisis y del creciente paro en los indicadores sociales».

Los inspectores de la UE critican que «la presentación al Parlamento de la reforma de los servicios profesionales sigue retrasándose: el proyecto de ley debe presentarse pronto si se quiere que tenga la posibilidad de ser aprobado antes del fin de la legislatura. Al mismo tiempo, es importante mantener el nivel de ambición de esta reforma», apuntan.

El informe de Bruselas y el BCE vuelve a criticar la reforma fiscal del Gobierno Rajoy , que entrará en vigor en 2015, por considerar que «no es lo ambiciosa y completa que habría podido ser« y se trata de «una oportunidad parcialmente perdida para simplificar significativamente y arreglar las deficiencias en el sistema tributario y para reducir sustancialmente la fiscalidad sobre el trabajo». Además, «puede hacer que la consolidación fiscal sea más difícil».

 

También te puede interesar