RGPD - Cookies
Vigo al día

Familiares de ‘abducidos’ por la Orden de San Miguel denuncian que ésta tiene aislados a sus hijos y nietos

Rueda prensa de los familiares de los 'miguelianos', este miércoles en Moaña

Familiares de los conocidos como ‘miguelianos’, integrantes de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, denunciaron este miércoles en una rueda de prensa convocada en Moaña, que la ‘secta’ tiene aún aislados a algunos de sus hijos y nietos menores de edad.

La ‘orden’, fundada por Feliciano Miguel Rosendo, intervenida por el Obispado de Tui-Vigo tras destaparse los presuntos abusos sexuales, delitos fiscales y otras irregularidades de Rosendo sigue, además, según los parientes de varios de los ‘abducidos’, captando adeptos, pese a la intervención de los responsables de la Iglesia.

Ello es posible porque, como han advertido estas familias, la dirección de la ‘orden’ ha establecido su nuevo centro de operaciones en Madrid y ya tiene ‘delegaciones’ en Collado Villalba y El Escorial.

Los familiares aseguran que ahora hay dentro de la ‘secta’ – ahora denominada ‘La voz de Serviam’- unas 40 personas, sus hijos y nietos entre ellas, que permanecen apartados de sus familias y sometidos a la voluntad de sus líderes.

Los afectados han repetido que las pruebas que les ha proporcionado una agencia de investigadores privados demuestran que en la casa central de la ‘orden’ en Oia se cometían abusos sexuales: Miguel Rosendo aseguraba a las mujeres que les transmitía la gracia de Cristo a través de su semen y que sus tocamientos eran limpiezas espirituales.

Más allá de los abusos, el ‘fundador’ había montado, según las investigaciones, un complejo empresarial que le proporcionaba pingües beneficios, puesto que la mayoría de los ‘miguelianos’ le entregaban su dinero y propiedades, no cobraban por los trabajos que acometían, como el cuidado de enfermos o la atención a personas mayores, se embolsaba las recaudaciones de festivales y actividades que disfrazaba como benéficas y había establecido una trama elaborada de recogida de donaciones y regalos llegaban constantemente a la casa de Oia.

Las familias describen a Feliciano Miguel Rosendo como un manipulador, mentiroso y ególatra que llegó a asegurar que era la rencarnación del arcángel San Miguel, que repetía que había resucitado, que era arquitecto o que en su juventud fue jugador del primer equipo del Paris Saint Germain.

 

También te puede interesar