RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Los estadounidenses ponen fin a la era Obama

Obama cabalga hacia el ocaso. No queda ya rastro de aquel hombre que se coló en la historia de los Estados Unidos al convertirse en el primer negro elegido como presidente. De su ‘Yes, we can’, ha pasado a una aprobación que apenas supera el 40% y, desde hoy, a tener que estar los dos últimos años de su mandato en la Casa Blanca conviviendo con un Capitolio republicano.

Los republicanos dominan ambas cámaras, tras recuperar el Senado– en manos demócratas desde 2006-y  mantener la mayoría en la Cámara de Representantes con52 escaños de los 100 que constituyen esa cámara, tras sus victorias en Iowa y Carolina del Norte.

Este último estado fue el que dio la victoria a los republicanos. Con el 99% de los votos contabilizados, Tillis venció a la senadora Kay Hagan por un estrecho margen de 49% a 47%; en Iowa, un bastión demócrata, ha vencido la republicana Joni Ernst, quien además se convierte en la primera mujer en representar al estado en el Congreso.

Lo peor es que, aún, podría aumentar esta ventaja, puesto que aún se desconocen los resultados de Alaska, que ha sido el último estado en cerrar sus colegios electorales, y Virginia, donde el senador Mark Warner, una de las estrellas del firmamento político de Estados Unidos ha pasado de ganar por 30 puntos hace 6 años a estar empatado con un asesor del desastroso George W. Bush, Ed Gillespie; además de ello, en Nuevo México, otra ‘estrella’ demócrata, el senador Mark Udall, está sudando para mantenerse en el puesto.

A estas derrotas se suma una especialmente dolorosa para el presidente: la pérdida del cargo de gobernador en Illinois, donde Obama hizo su carrera política. En Florida y Michigan, los gobernadores republicanos, Rick Scott y Scott Walker conservaron sus puestos por márgenes mucho más amplios de los esperados. Incluso en uno de los estados más demócratas, Maryland, los republicanos llevaban ventaja en el recuento de votos de las elecciones para gobernador con dos tercios del escrutinio completado.

Las únicas buenas noticias para Obama, que tendrá que pactar hasta lo que pide para desayunar, es que los demócratas se hayan colocado a Tom Wolf como gobernador de Pensilvania, derrotando al republicano Tom Corbett. Curiosamente, Wolf ha sido uno de los pocos demócratas que ha querido contar con el apoyo del presidente para su campaña.

Junto a Pensilvania, los demócratas también conservan New Hampshire: donde la gobernadora Maggie Hassan, que se enfrentaba al republicano Walt Havenstein, además de Nueva York, donde Andrew Cuomo ha sido reelegido sin problemas.

 

También te puede interesar