Vigo al día

La CIG denuncia que el colapso de Bienestar en el Concello hace que haya que esperar 2 meses solo para ver a una trabajadora social

El representante de la CIG en el Comité de Personal del Concello ha asegurado este miércoles que la situación de los servicios sociales municipales es “extrema”, algo de lo que “hace meses” que tiene conocimiento la concelleira, el segundo teniente de alcalde y responsable de personal  y el alcalde.

Carlos Igrexas ha subrayado que “el personal está al límite”, tanto las trabajadoras sociales como el personal administrativo y recalcó que “ya partimos de que hay una trabajadora social por cada 17.000 habitantes cuando lo recomendable es una por cada 8.000”. A eso se suma que un 30% de ellas- 5 de 17- están de baja por depresión o estrés, es uno de los servicios con más interinos, 9 de 24 trabajadoras están en esta situación- y “ya no es suficiente las personas que hay en la lista de sustituciones”-formada por quienes no llegaron a aprobar las oposiciones-.

Esta situación, remarcó Igrexas, está causando acumulación de expedientes, “una media de entre 150 y 300 por cada trabajadora social…cuando lo habitual son menos de 50”, lo que significa que haya esperas de hasta dos meses para conseguir una cita con una trabajadora social y que “hoy estén estudiándose los expedientes que se iniciaron en febrero”, algo que, especialmente, causa demoras en el cobro de ayudas a personas que están en una situación de necesidad.

Igrexas englobó esta situación dentro del retraso en la convocatoria de la Oferta Pública de Empleo (OPE) del Concello, tanto es así que aún no se ha realizado la  correspondiente a 2010-11, “que pudimos salvar por los pelos puesto que si no se convoca en el plazo de 3 años, caduca”. El representante de la CIG ha subrayado el escaso interés del concelleiro de Persoal en este tema, y ha denunciado que no han podido tener una reunión en condiciones con él, “no es fácil pillarlo y cuando lo hacemos todo se queda en una conversación de pasillo de 5 minutos”.

Como consecuencia de este retraso, el Concello, además de gastar dinero en horas extras– pese que tiene que hacer oposiciones para más de 50 plazas- ha significado que el gobierno local haya “aprobado la privatización de varios servicios, en los que ya se ha invertido más de 7 millones”, entre los que mencionó el de mantenimiento de las calles, “hace unos días el Concello convocó un concurso para contratar el servicio de mantenimiento de infraestructuras viarias, durante cuatro años, por un total de 6.400.000 €”, y el de alquiler de maquinaria, “que hay en el Concello”, durante dos años, con un presupuesto de 871.000 €, “que, al final, será superior, puesto que el alquiler también tendrá que ir a cuatro años, como el mantenimiento…¿o van a trabajar sin máquinas?”

 

También te puede interesar