RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Con 1.035 palestinos muertos, la ONU no condena a Israel y Obama se va a jugar al golf

La situación es esta: mientras el Ejército israelí ha matado en Gaza a 1.035 palestinos- 839 de ellos civiles, entre los que se cuentan más de 200 niños menores de 16 años y decenas de mujeres y ancianos- y ha herido de diferente consideración a más de 6.200 personas y las fuerzas armadas de Israel han sufrido 43 bajas– todas ellas tras la invasión de territorio palestino- el presidente Obama, que ha dado su apoyo a Israel, ha pasado el fin de semana jugando al golf y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas únicamente ha pedido un “alto el fuego humanitario”, sin condenar las acciones de Israel y equiparando a ambas partes en conflicto.

Exactamente: solo es un comunicado y no de una resolución, ya que el documento, presentado por Jordania, no ha sido sometido a votación por el momento y el ‘comunicado’ de Naciones Unidas- donde los Estados Unidos tiene derecho de veto- solo muestra su “grave preocupación ante el deterioro de la situación como resultado de la crisis en Gaza”.

Hay que recordar que la ofensiva israelí se inició tras semanas de tensiones catalizadas por el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes en los alrededores de Hebrón. Durante los días siguientes las fuerzas de seguridad de Israel lanzaron una operación de búsqueda en la que murieron nueve civiles palestinos en Cisjordania, así como varios más en intercambios de disparos en la Franja de Gaza.

La situación se deterioró después de que un adolescente palestino fuera secuestrado y quemado vivo en el Bosque de Jerusalén por un grupo de israelíes que actuaron en venganza por el suceso previo. Al menos tres de los seis detenidos han confesado haber participado en el asesinato.

Finalmente, el 8 de julio se inició la operación ‘Margen Protector’ contra Hamás, al que Israel acusa de estar detrás de la muerte de los tres jóvenes israelíes, si bien la formación lo ha negado y la Policía de Israel ha admitido que el asesinato de los tres jóvenes no fue ni ordenado ni ejecutado por Hamas, quien ha negado su autoría en el mismo que sí ha sido reivindicada por el brazo armado de Al Fatá, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa – que mantienen una lucha con Hamas dentro de la propia Palestina.

 

También te puede interesar