RGPD - Cookies

Teresa Gómez-Limón, diputada del PP y herida en Angrois, «PP y PSOE quieren evitar que se aclare el accidente»

Teresa Gómez-Limón en Angrois/Tresyuno Comunicación

Teresa Gómez-Limón, diputada del Partido Popular en la Asamblea de Madrid, viajaba en el Alvia que descarriló en Angrois el 24 de julio de 2013. Un vecino la sacó del tren, pasó varias semanas en el hospital recuperándose de fracturas en un pie o el esternón y aún lleva una placa metálica en las cervicales.

Perteneciente a la Plataforma de Víctimas Alvia 01455, siempre ha sido muy crítica con la actuación de los responsables públicos, empezando por los de su partido, y no ha dejado de exigir que se asuman responsabilidades, “ya no digo penales, que eso es tarea de los jueces, sino políticas”. Cree que es inexplicable “no solo que no haya dimitido ni un solo responsable público, sino que a algunos se les haya promocionado tras el accidente, como al ex ministro de Fomento José Blanco, al que el PSOE le ha facilitado un retiro dorado en el Parlamento Europeo, y eso que pedimos a Rubalcaba que no lo llevase en la lista electoral, o Rafael Catalá, secretario de Estado de Fomento, ahora es el presidente de Aena…este señor ha tenido la desfachatez de decir, a los cuatro días del accidente, que no podía hablarse mal de la alta velocidad porque podía estropear los negocios de la Alta Velocidad Española…esto con los cadáveres calientesahora es presidente de Aena”, manifiesta, “la verdad es que todos estos políticos se creen por encima de nosotros, se creen por encima de todo el mundo y todo esto no les afecta ¿y sabe que va a pasar?, pues que como no se depuren responsabilidades volverá a ocurrir algo como esto…ahí están los casos del vuelo de Spanair, el Metro de Valencia, el Yak 42 o el Madrid Arena”.

Gómez Limón tiene claro que el accidente se produjo por una falta de seguridad en la línea, que estuvo motivada por la improvisación y la prisa, “el proyecto inicial era un proyecto seguro, lo dijeron los peritos, y el que se puso en funcionamiento, por las prisas de inaugurar, por las elecciones, era menos seguro…y no llevaba el sistema de frenado RTMS…y como no funcionaba, en el período del PP, en 2012, se desconectó y tampoco se solucionaron las anomalías del tren y de la línea, que eran muchas…ahora hay un pacto tácito PP-PSOE…de no agresión, para taparlo todo”.

La diputada popular asegura que el cambio del juez que realiza la instrucción no tiene más objetivo que dilatar el procedimiento, “el juez Aláez había pedido su nueva plaza antes del accidente y pedimos al Consejo del Poder Judicial que se la reservase pero que le dejara en comisión de servicios para que pudiese llevar este asunto…no es nada infrecuente: el juez Ruz lleva 5 años en comisión de servicios…pero no quisieron, porque el juez Aláez no decía ni hacía las cosas que ellos querían…porque es un hombre que ha intentado buscar justicia y a la vista de ello le aceleraron muchísimo el traslado a su nuevo destino…el juez nuevo, del que tenemos buenas referencias de él, tiene que ponerse al día con 20.000 folios de investigaciones…va a ver retrasos…esto es lo que quieren…si pasan 11 años, mejor, piensan, porque así la gente va olvidándose…les conviene que se demore, que se alargue la causa”.

Con respecto a las promesas que se han hecho a las víctimas desde las instituciones, Gómez-Limón es directa, “la ministra de Fomento (Ana Pastor) nos ha mentido, nos ha mentido constantemente…no ha colaborado con la Justiciael juez ha tenido que poner plazos terminantes, de cinco días, para que Adif y Renfe le entregasen la documentación que les pedía…así han estado todo el procedimiento…también el hecho de que los responsables de Adif y Renfe se hayan negado a declarar…que están en su derecho…pero alguno ha entrado en el juzgado como si fuese un violador, tapándose la cara…es inaudito, espeluznante…yo me pregunto, ¿si no tiene que ocultar por qué no declarar?si se han puesto de acuerdo todos, todos, y no ha querido declarar nadie…no quieren colaborar con la justicia, nunca han tenido intención de hacerlo…pero lo que ha sido ya el colmo es que hemos ido al lugar en el que se entregaban las Medallas de Galicia…como víctimas, con los certificados del hospital o, desgraciadamente, con el de defunción de algún familiar, y no nos han dejado entrar…nos han puesto un batallón de policías con porras y con pistolas para impedirnos la entrada…solo les ha faltado pegarnos…esto no es de un estado democrático”.

Cuando a Teresa Gómez-Limón le preguntamos si cree que hay un deseo claro, por parte de los responsables políticos de llegar hasta el final, no duda, “no, ninguna, ni por parte del Gobierno, ni por parte de la Xunta, ni del Partido Socialista, ni del Partido Popular…y vamos a ir a Bruselas a denunciar al Estado español por incumplimiento de la normativa europea en materia de seguridad en el transporte”.

 

También te puede interesar