RGPD - Cookies
Comarcas

Reducen de 6 meses a 12 días la pena a un docente por insultar a sus alumnos en Redondela

La pena impuesta al profesor de educación física de un centro de secundaria de Redondela, acusado por insultar y vejar a los escolares, ha disminuido hasta los 12 días de suspensión de empleo y sueldo partiendo de un castigo de 6 meses al incurrir en abuso de la autoridad y faltar al rendimiento escolar.

Descalificaciones sobre el aspecto físico de los alumnos por su gordura, son anuladas por el juez al considerar que no está acreditado que «por el contexto en que se utilizaron los términos, hubiera existido intencionalidad ofensiva o vejatoria«. El profesor confirmó que ante su propia obesidad «difícilmente podría utilizar –el término ‘gordo’– con el ánimo de ofender, vejar o faltar al respeto a un alumno«. Otro insulto como “mongoles” es considerado por el magistrado como una calificación de un comportamiento violento o brusco de los alumnos, sin percibir que se sea un “trato gravemente desconsiderado«.

La pena conlleva 5 días de sanciones por obligar a los alumnos a ponerse a cuatro patas delante de sus compañeros como castigo por mal comportamiento, considerado por el juez como una falta disciplinaria de grave desconsideración. A mayores se suman 7 días de penalización, por incumplir los mínimos exigibles como docente fomentando la desigualdad de género, empleando vocabulario ofensivo e incumplimiento la programación de su materia, considerada por el magistrado como una infracción disciplinaria de falta de rendimiento.

 

También te puede interesar