RGPD - Cookies
Deportes

Ciao, Stefano

Que el F14-T sea una tartana que apenas puede competir y que se mueve a la altura de Willians le ha hinchado las narices a los patrocinadores y, sobre todo, a Luca Cordero di Montezemolo presidente de Ferrari, quien en el pasado Gran Premio de Baréin abandonó el circuito antes de tiempo y no dudó en declarar a los periodistas que era terrible ver un coche tan lento – Fernando Alonso acabó noveno y Kimi Räikkönen fue décimo-.

Ello sumado a los cada vez más persistentes rumores que apuntan a que el asturiano quiere dejar la escudería para irse a otra donde tenga más opciones que pelear por un punto, ha hecho que el director del equipo, Stefano Domenicali presente su dimisión.

Domenicali será la primera ‘víctima’ de los mediocres resultados del coche los últimos años y, sobre todo, del desastre del coche de esta temporada circunstancia que, pese a las instrucciones de Montezemolo, ya no disimulan ni los propios pilotos, que se ven a más de medio minuto de Mercedes y sin que parezca que algo vaya a cambiar.

A falta de confirmación oficial, su sustituto en el cargo sería Marco Mattiacci, presidente de Ferrari Norteamérica.

 

También te puede interesar