RGPD - Cookies

2.826.549 niños españoles están en riesgo de pobreza o exclusión social

Según un estudio difundido este miércoles por ‘Save the Children’, más de 2.800.000 niños españoles – casi un 34% de toda la población infantil- vive en riesgo de pobreza o exclusión social. Ello supone que España sea ya el octavo miembro de la Unión Europea con mayor tasa de privación entre los menores.

El trabajo, titulado ‘2.826.549 Razones’ que puedes leer pinchando aquí que se ha presentado junto a la campaña ‘Y a mí, ¿Quién me rescata?’– denuncia la pasividad de los poderes públicos ante una situación que empezó a apuntar ya desde 2010- en tiempos del Gobierno Zapatero-, año en el que la tasa de pobreza infantil pasó del 26,6 al 29,8%; en 2011 llegó al 30,6%– lo que suponía 2.500.000 niños, y en 2012- ya con el Gobierno Rajoy- alcanzó el 33,8%, lo que significa 2.800.000 pequeños.

La situación que viven algunos de ellos es peor según la familia en la que estén, si esta es monoparental, el riesgo de pobreza o exclusión social afecta al 45,2% de los niños –llega al 49,2%, si sus padres son extranjeros y asciende hasta el 57% en el caso de que sus progenitores no hayan terminado la ESO.

La ONG ha realizado una consulta entre trabajadores y beneficiarios de sus programas de atención a la infancia vulnerable, los mismos en los que estos niños reciben apoyo actualmente. Entre otros resultados, el sondeo revela que el 84% de las familias asistidas tienen carencias que las sitúan en una situación de privación infantil y que un 48% de los profesionales han notado que «un número importante» de los niños se sienten discriminados por ello.

Asimismo, en una cuarta parte de estas familias los niños no comen frutas ni verduras a diario, el 42% no puede celebrar cumpleaños ni eventos especiales, el 21% dice que no tienen un lugar adecuado donde hacer los deberes ni juegos en casa y un 20% apunta que sus hijos no han estrenado ninguna de sus prendas de vestir ni tienen más de un par de zapatos. El 47% de los profesionales, además, ha visto como se incrementaban los que carecían de servicio de comedor en el colegio.

Save the Children señala que, ante esta situación, «la inversión en política social en general y en infancia en particular, está lejos de considerarse como tal» dado que el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) destinado a acciones de protección social apenas supera el 25%, casi un 4% menos que la media de la Unión Europea, y que el gasto de protección a la infancia y las familias es del 1,5% del PIB.

Aunque el Gobierno ha anunciado 17 millones para luchar contra la pobreza infantil, la ONG enfatiza que esto no será suficiente si no se acompaña de una política “específica” y se contrarresta con “reformas que están mermando los recursos destinados a la infancia o debilitando las economías familiares».

Los responsables de Save the Children inciden en que el el riesgo de pobreza en España es estructural y nunca ha bajado del 20 %», pero que antes de la crisis ha puesto al descubierto que los servicios públicos estaban paliando esta situación pero, al explotar ésta “las Administraciones han dado un paso atrás”, ante lo cual la ONG pide a los responsables públicos que afronten su responsabilidad.

Ante ello, Save the Children lanza un mensaje terminante y una advertencia tajante, “los criterios economicistas no deben intervenir cuando se trata de la infancia. Con los derechos de la infancia no puede mercadearse ni jugar. Lo contrario es una muestra de absoluta ceguera y de falta de visión de futuro: si no invertimos en infancia, hipotecamos el futuro de este país».

El director de Save The Children reconoce que la ONG «no debería estar pidiendo dinero a los ciudadanos porque la responsabilidad es de las administraciones públicas» pero, hasta que hagan algo, se ha puesto en marcha la campaña ‘’Y a mi, ¿quién me rescata?’, que ha introducido a los niños en los debates sobre el rescate a la banca en España para instar a la reflexión sobre la parte más débil y más perjudicada en esa tarea.

La campaña consta de tres anuncios de televisión en los que participan los periodistas económicos John Muller, Miguel Ángel Noceda y Javier Ruiz. Reproducen una escena de entrevista en un plató en el que tras facilitar alguno de los datos sobre el rescate a la banca, como que ha costado 12.000 € a cada familia española, descubren que entre el público hay un niño con un cartel en el que pregunta «y a mi, ¿quién me rescata?».

Además de los spot y la campaña gráfica, se ha lanzado una página web, yamiquienmerescata.es, en la que aparecen 2.826.549 ‘autorretratos’ infantiles que representan a los otros tantos niños en riesgo de exclusión en España, para los que se constituirá un «fondo de rescate» con las donaciones. Por cada euro que donen los ciudadanos enviando un SMS con la palabra RESCATE al 28014, desaparecerá una de las imágenes.

«No se solucionan los problemas con un euro por niño, pero conseguir más de dos millones de euros es una cantidad muy interesante», aseguran los responsables de la ONG, pero los fondos se emplearán en programas que tiene en España como ‘Los niños primero’ de apoyo a la infancia vulnerable, en riesgo de exclusión social o de pobreza.

 

También te puede interesar