RGPD - Cookies
Nacional

El desvío de subvenciones, la financiación irregular y el despilfarro de fondos públicos hacen dimitir al líder de UGT Andalucía

Siete meses. Eso es lo que ha permanecido en el cargo el secretario general del sindicato Unión General de Trabajadores de Andalucía (UGT-A). Este viernes, como ha adelantado la Cadena Ser, Francisco Fernández Sevilla ha presentado su dimisión acorralado por los escándalos de financiación irregular, gastos de fondos públicos destinados a formación de parados, falsificación de facturas o desvío de subvenciones a actividades como la compra de regalos para afiliados y directivos, publicidad, viajes y hasta presuntos sobresueldos.

Todo ello ha hecho que la propia Junta de Andalucía haya anunciado que reclamará al ‘sindicato’ alrededor de 1.800.000 € que, el gobierno andaluz, entiende que se desviaron de las ayudas que le fueron otorgadas por la anterior Consejería de Empleo.

Esta circunstancia no ha dejado más salida a Fernández Sevilla quien no ha podido retrasar más  la asunción de responsabilidades – tal y como pretendía hacer, con el apoyo del secretario general de UGT, Cándido Méndez-.

 

También te puede interesar