RGPD - Cookies
Cultura

Un habitante de Kiribati, primera persona que pide ‘asilo climático’

Ione Teitota, natural de Kiribati -un archipiélago situado en la zona central oeste del océano Pacífico, al noreste de Australia y que sólo se eleva dos metros sobre el nivel del mar- está buscando que Nueva Zelanda lo acepte como refugiado climático argumentando que el calentamiento global ha dejado a su familia sin la opción de poder regresar a su país del Pacífico Sur.

Teitiota y su esposa emigraron en 2007 a Nueva Zelanda, donde nacieron sus tres hijos, pero su visado de trabajo expiró y ahora pide que el Tribunal Superior neozelandés le otorgue a él y a su familia el estatus de refugiados climáticos.

Teitiota asegura que su deportación a Kiribati sería perjudicial para la salud de sus tres hijos, quienes padecerían los efectos de la pérdida de terrenos, la salinización y contaminación del agua, y los pocos cultivos que llegan a sobrevivir debido a esta situación.

El abogado de Teitiota ha asegurado al New Zealand Herald que «el acceso al agua potable es un derecho humano básico, pero que, sin quizás desearlo, el gobierno de Kiribati no puede garantizarlo porque está ya fuera de su control».

Kiribati, compuesto por más de una treintena de atolones y que se levanta a dos metros sobre el nivel del mar, es junto a las Islas Marshall y Tuvalu, tres de los cuatro países más vulnerables al aumento del nivel del agua de los océanos a causa del cambio climático causado por el calentamiento global.

Para mitigar sus efectos, esta pequeña nación ya ha comprado tierras a Fiyi para trasladar a su población y varias decenas de personas que vivían en aldeas levantadas en la costa de islotes han emigrado ante el peligro que se avecina.

 

 

También te puede interesar