RGPD - Cookies
Internacional

Saluda a Barack que te estará mirando…y escuchando, y siguiendo

Ello es así gracias a que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) ha recopilado cientos de millones de listas de contactos de correos electrónicos personales y cuentas de mensajería instantánea en todo el mundo.

Según informa ‘The Washington Post‘, los documentos, que fueron facilitados al diario por el ex técnico de la NSA Edward Snowden, revelan que el programa de recopilación intercepta los libros de contactos cuando circulan por los enlaces globales de información. Los servicios ‘on line’ transmiten habitualmente este tipo de información cuando un usuario se conecta, escribe un mensaje o sincroniza un ordenador o un dispositivo móvil con información almacenada en servidores remotos.

En base a estas informaciones, la NSA recopiló una media diaria de 444.743 direcciones de correo de Yahoo, 105.068 de Hotmail, 82.857 de Facebook, 33.697 de Gmail y 22.881 de otros servidores, haciéndose con unos 250 millones de listas de contactos al año.

La recopilación de estos datos se realizó- y parece que sigue haciéndose- fuera de las fronteras de Estados Unidos en base a acuerdos secretos con compañías extranjeras de telecomunicaciones, aunque para dicha agencia, según su portavoz, había una explicación para ello, “estaba centrada  en descubrir y desarrollar inteligencia sobre objetivos extranjeros válidos como terroristas, traficantes de personas y traficantes de drogas. No estamos interesados en la información privada», ha agregado.

Las listas de contactos habitualmente incluyen no sólo nombres y direcciones de correo, sino también números de teléfono, direcciones de calles e información familiar y de negocios, eso sí, los ‘espías’ no han dudado en incluir a personas con las que el usuario podría haber perdido el contacto hace años, distorsionando, con ello, dicha información.

La NSA no ha recibido la autorización del Congreso o del tribunal especial de Inteligencia para recopilar estas listas de contactos, y varios altos cargos estadounidenses han indicado que podría ser ilegal hacerlo desde instalaciones estadounidenses.

 

También te puede interesar